Redes Sociales: ¿basurero sentimental? ¡NO!

«Ya sabemos que las redes sociales son un demonio, así que no finjamos demencia: defiende tu intimidad, defiende tus secretos, defiende tu dignidad personal y dales un uso discreto y positivo»