¡Mi hija se desarrolló!… ¿y ahora?

Todo deja de ser tan sencillo cuando nuestra chiquita se convierte en señorita. Hablar sobre el periodo con ella debe ser lo más normal, sin nervios ni angustia, es una etapa más. Tu eres una diva-mamá y puedes hacerlo solita.