La modelo curvy y activista del movimiento body positive, Khrystyana, convocó a 20 mujeres de diversas alturas, pesos, constituciones y razas, en un desfile alternativo en pleno centro de Nueva York.

The real catwalk

Con el hashtag #TheREALcatwalk, referentes de la moda plus size desfilaron orgullosas de su cuerpo, a pesar de no cumplir con el concepto físico de modelo que acostumbramos a ver. Con esta pasarela, salieron en defensa de sus curvas y la belleza de las mujeres reales, frente a la recién celebrada pasarela de Victoria’s Secret.

“La positividad corporal para mí significa plena inclusividad; no se trata sólo de mujeres curvilíneas, sino de cada mujer: pequeña, atrevida, transgénero, mujeres en sillas de ruedas, todos los tonos de piel, en forma, delgadas, con pecas, mujeres con diversas discapacidades, TODAS merecen sentirse hermosas”, señaló Khrystiana.