Ya vamos a darnos un respiro entre tanta noticia «viral» del momento. Para no saturarnos y desatar más paranoia, recomendaba un psicólogo en el noticiero de Aristegui esta mañana: que no estemos expuestas todo el día al mismo mono-tema. Así que te propongo un tema tan refrescante como el agua que incluye: el wet look (o apariencia mojada) para el cabello.

Tiene su ciencia, es fácil hacerlo… pero no mantenerlo

Ya que entraremos en etapa de calor nos va perfecto. Además, esta primavera-verano 2020, el wet look está con todo. Pero tiene grado de complejidad para mantenerlo, yo al menos lo he intentado un par de veces… al principio increíble y en cuanto se seca, ¡adiós! Así que consulté a las expertas en Pinterest y encontré tres métodos según tu cabello.

Wet look en pelo corto

Es en el cabello corto y fino donde el look pelo mojado es más duradero y relativamente rápido de realizar.

  • Terminando de lavarte el pelo, retira con la toalla solo el exceso de agua (o sea, el goteo).
  • Engomina con gel o cera (según el grueso o rebeldía de tu cabello) de raíz a puntas… ¡sí todo!
  • Puedes ayudarte mojando tus manos. El chiste es hacerlo sobre pelo muy mojado para que se fusione con la goma y al secarse, no desaparezca el efecto wet.
  • Dá la forma que quieras, hay variantes con raya o en la forma del fleco, así como las puntas pueden ser totalmente lisas o un tanto up.
  • Finaliza con un buen bañito de spray peinable (aquel que le puedes pasar un peine sin problemas de volverse polvo blanco… por si hubiera que retocar más tarde).

Wet look en pelo midi y largo

Este sí es un poco más complejo ya que por el largo, el nacimiento del cabello está en wet y la otra mitad semi wet. Totalmente seca: ¡ninguna parte del pelo! Ese es el secreto de este peinado, si parece que te soltaste la restirada cola de caballo tras el colegio… no es el chiste del wet look. Éste estilo se inventó para verte como sirena recién salida del agua.

  • Igual que en el pelo cortito: terminando de lavarlo, retira con la toalla el exceso de agua (o sea, el goteo).
  • Aplica en tooooodo el pelo y de manera abundante, (de raíz a puntas) un mousse o espuma para peinar de fijación media.
  • Engomina con gel o cera (según el grueso o rebeldía de tu cabello) solo la parte de la coronilla y arriba de las orejas.
  • Te puedes ayudar realizando una verdadera cola de caballo restirada y engominada. Pero, no vayas a aplicar gel o cera en la parte baja de la nuca. Ya engominada suéltala pronto para que no se marque (recuerda que ya te aplicaste mousse).
  • Si necesitas fijar los laterales, ponte varios pasadores en lo que se seca la plasta de gel o cera.
  • Si lo requiere tu textura, puedes pasar la alaciadora, cepillo eléctrico o la waver (ondas) en la parte larga semi mojada.
  • Algunos maestros del peinado aplican un spray con glow que ilumina y abrillanta el cabello a lo largo.
  • Finaliza con un buen bañito de spray peinable (aquel que le puedes pasar un peine sin volverse polvo blanco… seguramente en este largo habrá que retocar más tarde).

El wet look messy

Es la estrella de la temporada entrante, el look «me acabo de salir de bañar y no me importa» en primavera verano 2020. Messy en inglés significa desaliñado o revuelto y como verás, le hace honor a su nombre.

  • Retira el exceso de agua… pero deja un poquito de goteo en este caso.
  • Aplica abundantemente todos los productos aconsejados en este artículo, de acuerdo a tu largo.
  • Excepto*: la plancha, el cepillo eléctrico, la waver, los pasadores ni el peine.
  • Después de aplicar los productos, sacude tu cabeza como en concierto metalero, ¡y ya! El viento hará lo demás del trabajo.
-Algunos productos que pueden ayudarte:

LEE también: «Rituales de belleza para domingo sin vacío» (incluye un wet look con tratamiento reparador incluido)

Comparte tu opinión