Cuando llega una persona con la que sentimos algo así como amor, que parecer ser bonito y real, nos lanzamos de cabeza y no nos terminamos de acostumbrar a detallar y analizar todo, antes de establecer una relación con alguien.

A veces parece que tropezamos una y otra vez con la misma piedra, cuando pudimos prevenir y evitar malos momentos. Si aprendes a filtrar las cosas y analizar bien a la persona antes de enseriarte, empezarás ahorrarte conductas repetidas y dolores del corazón.

5 cosas antes de decir ¡sí quiero ser tu novia!

  1. Que te guste físicamente (y tú a él)

Para poder ver lo de adentro, se empieza por afuera y aunque todo es un proceso, ¿para qué perder el tiempo con alguien que no te termina de gustar? ¿Crees que con el tiempo un milagro pueda suceder?

Aunque este paso parece ser superficial, es el primer paso. Vamos poco a poco.

  1. ¡Esa fulana química…!

La belleza física atrae (primer paso) pero la personalidad “enamora.” Y sí, es algo que escuchamos repetitivamente pero es tan real…

Esa persona puede ser muy hermosa pero si no hay química, no hay mucho futuro en esta relación. Aquí empezamos a darnos cuenta qué tanto nos aburre y enumeramos los defectos para tener excusas y decir: “es que él….”

No es él, eres tú quien no detuvo a tiempo algo que sabias desde un principio que no funcionaría.

¿Cómo se siente besarlo? ¿Te mueve «los aretes»?

  1. Que te guste su entorno

Si los entornos de ambos no son compatibles, es muy difícil mantener viva la armonía entre los dos (punto en contra).

Pero cuando hay ese “clic” en los entornos, todo empieza a fluir. Recuerda que lo que para ti es importante, él lo debe respetar y viceversa también.

  1. Proyecto de vidas parecidos

Si tú quieres conocer el mundo entero y él solo quiere hacer lana montando negocios… ¿crees que se pueda vivir una vida en pareja tranquila?

Cuando ambos ven hacia el mismo lugar y parecen tener la misma dirección, todo apunta a que la cosa va bien.  ¡Cumplan sus sueños juntos!

  1. ¿Pueden hablar sin pelear?

La comunicación es algo que definitivamente, es primordial en la relación. Si falta o en vez de hablar grita, #amigadatecuenta… NEXT! eso no va a funcionar por más que quieras.

Aprende a escuchar para que puedas opinar objetivamente. Aprende a analizar tus respuestas para que no se genere un caos en la discusión. Y, por supuesto, aprende a ponerte en los zapatos del otro, para que él se pueda poner en los tuyos.

Si puedes con estos 5 puntos, sigue adelante y sé feliz.



LEER TAMBIÉN SOBRE: 5 GURÚS O COACHES DE RELACIONES, ¿VALEN LA PENA?

Comparte tu opinión