Seguramente piensas que las modelos son mujeres perfectas, sin ningún detalle de fábrica. Pues te equivocas, los estereotipos han cambiado. ¡Conoce a estas chicas que cambiaron el molde!

 

Winnie Harlow

Su piel con vitiligo la ha hecho abrirse camino en las pasarelas más reconocidas. Harlow sufrió acoso y bullying en su etapa colegial. Hoy en día, se encarga de promover la aceptación y la posibilidad de triunfar aun en la adversidad. Además, es reconocida y cotizada en el medio.

“Me amo y con eso empiezan a abrírseme muchísimas oportunidades. Le agradezco a Dios por todas ellas. Traten de amarse a ustedes mismas”.

Molly Bair

Durante años fue comparada con un alien por la forma de su rostro. Era el centro de burlas y miradas. Cuando un cazatalentos se le acercó, no podía creerlo. Se ha paseado por la Semana de la Moda de Nueva York y la alta costura de París. Bair se fotografía haciendo muecas con su rostro, lo que demuestra que es una persona feliz, divertida y que se acepta en todo su esplendor.

«Creo que ser modelo me ha abierto los ojos en cuanto a la belleza en general. La belleza real proviene de lo único, tenemos que dejar de pensar que todos tenemos que tener la piel o las pestañas perfectas. Ser feliz y estar seguro de uno mismo es genial».

Tess Holliday

Es una de las modelos de talla grande más importantes del mundo. Es bloguera y maquilladora. En su infancia recibió muchas críticas por su peso. Hoy en día, Holliday defiende el amor por el cuerpo propio, la maternidad y el feminismo. Desborda autoconfianza y preocupación por las demás mujeres. Por eso escribió un libro donde relata todas sus vivencias y aprendizajes; te invita a quererte sin importar tu talla o tamaño.

“Estuve mucho tiempo diciendo que no era algo que quisiera hacer. Entendía que era muy baja, muy grande y tatuada, pero después de haber salido en un par de desfiles el año pasado cambió mi perspectiva, fue muy motivador».

Thando Hopa

Nació en Sudáfrica y es una de las pocas modelos albinas que ha logrado desfilar en pasarelas de renombre. Se formó como abogada para ser vocera del infierno que se vive en África por ser de su color. Las que son como ella no solo deben enfrentar condiciones ambientales adversas para sus pieles más sensibles de lo normal, también son víctimas de una crisis social inimaginable.

Los albinos son llamados “Zeru-Zeru”, hijo del diablo o fantasmas. Son abandonados y mutilados (su sangre es considerada valiosa). Hopa está convencida de que su colaboración contribuye con la diversificación del aspecto físico en la industria de la moda y con el cambio inminente en el concepto de belleza.

“Mi madre siempre me enseñó a quererme como soy e insistía en que me viera no como una albina, sino como una persona con albinismo”.

Masha Tyelna

Posee medidas perfectas, ha protagonizado portadas de revistas reconocidas y modelado para firmas como Givenchy. Fue apodada «la mujer pez» por sus grandes y separados ojos azules. Este rasgo atrae miradas indiscretas que no logran disminuir el éxito de esta joven estrella.

«En 11 años de modelaje recibí una gran experiencia que quiero entregar a las chicas que están empezando a conquistar el mundo de la moda».

Ellas superaron sus debilidades, se olvidaron de sus inseguridades y salieron a triunfar. ¿Qué esperas tú para hacerlo?

Comparte tu opinión