No son una novedad, de hecho, cada vez son más comunes, los aceites esenciales llegaron para quedarse.

Lo que más hemos escuchado es su uso para tratar algunos síntomas o para relajarnos, pero, ¿se pueden utilizar en tu rutina de belleza? Pues sí, mira cómo, estos son los consejos de los expertos:

Aceites esenciales para tu belleza

Para piel mixta: Aceite de Sándalo

El aceite esencial de sándalo se adapta perfectamente de la piel mixta difícil de manejar. Este aceite equilibrante que minimiza los poros y difumina las manchas, mientras renueva la piel.

¿Cómo usarlo? Para una experiencia de spa en el hogar, llena un recipiente grande con agua hirviendo, luego aplica una a dos gotas de aceite esencial de sándalo en tu cara y cubre tu cabeza con una toalla. Agacha el rostro sobre el vapor. Tu piel se sentirá nutrida y rejuvenecida.

Anti-Aging: Aceite de Incienso

El aceite esencial de incienso es conocido por ayudar a la formación de nuevas células, tensar la piel y minimizar las arrugas. También iguala el tono de la piel y reduce la aparición de los poros y manchas.

¿Cómo usarlo? Gran parte de nuestra rutina de belleza la dedicamos al rostro, dejando de lado otras partes de nuestro cuerpo que también necesitan de cuidados específicos. La apariencia de nuestras manos es un factor que puede detonar nuestra verdadera edad. Agrega un par de gotas de aceite de Incienso a la crema hidratante de tu elección ayudando a hidratar y rejuvenecer nuestras manos y uñas.

Mi súper tip personal: a tu crema de manos siempre aplica unas gotas de aceites esenciales. Esto sirve hasta para talones resecos. 

Para el cabello: Aceite de Romero

El aceite esencial de romero es conocido por hacer maravillas con el cabello. Ya sea que busques cabellera voluminosa, suave y abundante, o tengas problemas de caída, el aceite de romero es tu mejor opción.

¿Cómo usarlo? Para un cabello abundante, da un masaje en el cuero cabelludo. Para mejores resultados combinalo con aceite de Melaleuca.

Para piel grasa: Aceite de Geranio

Derivado de la flor de geranio, este aceite esencial ayuda a mejorar y regular la producción de aceite en nuestro cuerpo. Promueve el aspecto de una piel tersa y saludable, mientras que le brinda al cabello un brillo vibrante y saludable.Sus niveles de alcalinidad hacen que el geranio sea el complemento ideal para tus jabones de uso cotidiano, ya que es útil para igualar los niveles de hidratación.

¿Cómo utilizarlo? Agrega una gota a tu humectante para un efecto suavizante (como mi tip de arriba).

Anti-Acne: Árbol de Té

Es uno de los aceites esenciales más conocidos y utilizados para la piel con tendencia acnéica. Tiene cualidades limpiadoras y purificadoras que promueven eficazmente una piel limpia y rejuvenecida. Además, ayuda a regular la producción de aceite y tiene propiedades que combaten a las bacterias que causan el acné.

¿Cómo usarlo? Cuando se produzcan irritaciones ocasionales en la piel, aplica una o dos gotas de aceite esencial del árbol de té en la zona afectada. Otra idea es añadir una o dos gotas de aceite del Árbol de Té a. limpiador facial.

Para las manchas: aceite de Tanaceto Azul

Este aceite esencial, extraído de la flor del mismo nombre, es un ingrediente muy apreciado en productos de alta gama para el cuidado de la piel gracias a su capacidad para promover una piel uniforme. Esto se debe al componente químico principal del Tanaceto Azul llamado Sabinene, que ayuda a disminuir la aparición de manchas, líneas de expresión y arrugas. Tiene acción desinflamante y coadyuva a la asepsia dérmica.

¿Cómo usarlo? Agrega una gota a tu humectante o limpiador favorito y aplícalo tópicamente para ayudar a reducir la aparición de manchas o para aliviar la irritación de la piel.

Para piel seca: Aceite de Rosa

Este aceite esencial no sólo huele hermoso, sino que ofrece toneladas de beneficios para la piel. Ayuda a equilibrar los niveles de humectación de la piel y a reducir la aparición de imperfecciones. Promueve un tono de piel uniforme, una tez de aspecto saludable y lo más importante, es humectante.

¿Cómo usarlo? Combina una o dos gotas con tu humectante y aplica en la cara, el cuello y el escote. En caso de imperfecciones, pon una gota directamente en la zona afectada dos veces al día.

Información y texto de döTERRA.

No te pierdas: los traumas de belleza… ¡de ellos!

Comparte tu opinión