Cuando tienes muchas cosas por hacer pero no logras cumplirlas por miedo, inseguridades o por pereza y dejas todo para ese “mañana” que nunca llega, eres víctima de la procrastinación.

Esto sucede porque existen diversos factores psicológicos que te atrasan, haciéndote postergar el cumplimiento de deberes.

Los expertos de @Pisconfort explican que “el miedo y la inseguridad ante una tarea percibida como ´amenazante´ utilizan mecanismos de defensa la acción de posponerla.”

Dejarlo todo para última hora implica generar una ansiedad y estrés al percibir que ya no hay tiempo o queda muy poco, para terminar de cumplir con los deberes aplazados.

Todo esto trae repercusiones tanto físicas como psicológicas que inciden en diferentes aspectos de vida.

¿Cómo evitar postergar todo? Aquí una guía sencilla; ponla en práctica y notarás un gran avance.

Pasos para evitar la procrastinación

  1. Ordena y prioriza: haz una lista de tus deberes día a día. Comienza por las más importantes. Haz una cosa a la vez pero termínalas todas.
  2. Plazos de tiempo: traza fechas y horarios de realización y entrega. Esto facilitará concretar y ejecutar.
  3. Cero perfecciones: lo importantes es completar tus deberes, luego tendrás tiempo para mejorarlos. ¿Sabes qué pasa cuando intentas que todo esté perfecto? Nunca estará listo. ¡Hazlo bien pero sin esperar ser perfeccionista! Desgasta mucho.
  4. Descansos necesarios: despeja tu mente en ocasiones, así podrás agarrar impulso para seguir. (Pasar muchas horas seguidas trabajando es contraproducente)
  5. Comenzar depende de ti: no hace falta una inspiración para empezar. Debes hacerlo por ti y para tu beneficio siempre.

No hay truco más efectivo contra la procrastinación que “comenzar sin miedos”. Nuestra experta en orden, Adriana Fernández, dice que si nos toma menos de cinco minutos lo hagamos de una vez y que «el desorden es síntoma de decisiones postergadas», ¿te suena?

 

LEER MÁS SOBRE: 4 CONSEJOS PARA CONTROLAR UN ATAQUE DE ANSIEDAD

Comparte tu opinión