Definitivamente con las medidas preventivas y el aislamiento social, hemos tenido un gran desafío en cuanto al aprendizaje familiar se trata. ¿Lo estamos haciendo bien? (la pregunta del millón).

Lo más importante es estar unidos para poder superar este desafío 2020 parte II. 

Yajaira Nucette, psicóloga infantil y juvenil, especialista en Lego terapia nos explica que «la idea es seguir orientando a nuestros peques para desarrollar distintas versiones respecto a lo que sucede en la realidad e incluso en su fantasía. Y de acuerdo a ello construirán sus pensamientos, emociones y cierta manera de comportarse.»

Fotos de Tatiana Syrikova en Pexels

Fotos de Tatiana Syrikova en Pexels

Como madres, seamos modelos

 ¿Qué hacer? Nos toca respirar, organizarse desde lo interno, aceptar el momento y reacomodar la estructura externa.

Ella nos comenta que lo ideal sería hablarle a tu hijo desde la serenidad pero con sinceridad, acorde a su edad sobre lo que sucede respecto a este tema pandemia que tanto nos ha agobiado.

 La comunicación de sentimientos y emociones también es clave para la estabilidad y salud emocional de todos los miembros de la familia.

Recomendación de la experta: «como no estamos de vacaciones, sugerimos mantener una rutina mínima que combine sus responsabilidades académicas, domésticas y espacios de recreación. Esto aportara la estructura necesaria en el día.»

Mamás, tenemos tarea:

  • Acuerden en una junta de familia como establecer actividades en común, pero que respeten las individualidades de cada miembro.
  • Las horas de higiene personal, sueño y alimentación son espacios para educar en hábitos de la vida para la vida, responsabilidad y autonomía personal.
  • Jugar en familia es un gran regalo en estos tiempos de cuarentena. Si son niños que tienen menos de 7 años de edad, implementa actividades lúdicas que impliquen movimientos, juegos con carritos, muñecas, carreras de obstáculos, plastilina, pinturas, cuentos. En niños mayores de 7 años, además de sus juegos preferidos podemos implementar aquellos que impliquen retos mentales, juegos de mesa, tardes temáticas, cocina.
  • Revisa y mantén la comunicación para planificar actividades nuevas. Por ejemplo un Challenge casero, una búsqueda del tesoro, una obra de teatro nocturna.
  • Evitemos exponernos como adultos a una sobredosis de información. Escojamos horarios particulares para noticias y el uso general de móviles y aparatos electrónicos en general.

Recuerda que tu actitud determina la armonía en esta convivencia. Aprovecha para educar en tiempos de crisis. 



LEER MÁS SOBRE: EN CONFINAMIENTO: SIGNOS DE ALERTA EN NIÑOS

Comparte tu opinión