¡A veces un vaso de agua no es suficiente! Existen alimentos que pueden ayudarte a aplacar esos desagradables ataques de calor. ¿Qué puedes comer? Ya mismo te lo diremos.

 “Beber abundante agua no es el único hábito que debemos incorporar a nuestro día a día. La clave para luchar contra el calor del verano es la hidratación a todos los niveles, que puede conseguirse a través de complementos y alimentos que tienen un elevado porcentaje de agua, ayudan a refrescarse y, por tanto, también hacen que la mente funcione mejor”, Irma Rey Gómez, experta en nutrición y dietética.

Combate el calor de la siguientes formas

• Más líquido: no es opción que disminuyas la ingesta de líquidos en las épocas con la temperatura a millón. En este sentido, es importante que consumas dos litros de líquido.

No es nada más el agua el único refrescante que te ayudará a aliviar tanto calor, puedes también consumir infusiones, jugos, licuados naturales, sopas o caldos no tan calientes.

• La menta: ¡un caramelito de menta para una tarde soleada! Es la mejor manera de calmar el calor. ¿Lo has intentado?

Por ejemplo, si decides tomar una bebida refrescante de menta, podrás alcanzar la hidratación necesaria para las altas temperaturas durante el verano, manteniendo el organismo activo, saludable y fresco.

Menta para el verano

Menta para el calor

 

• Un trozo de sandía: esta fruta contiene 95%  de agua, pero si no es de tus preferidas, tienes varias opciones que te ayudarán con el calor: el melón, el melocotón, las cerezas, el plátano (combate la fatiga), frutos rojos (reducen la presión arterial y reducen la temperatura corporal).

• Ricos heladitos: ¡raspados o granizados! Elige tu sabroso favorito y refréscate con el delicioso sabor de estos heladitos caseros.

• Hortalizas: los alimentos verdes son excelente opción anticalor. Si consumes en mayor frecuencia estos alimentos, estarás combatiendo el calor en altas escalas.

Por ejemplo, el pepino, la lechuga, brócoli, las espinacas, el aguacate (fuente de ácido fólico), calabacín o la berenjena es justo lo que necesitabas. Quizás con un buen cocido por las tardes podrás sentirte más fresca.

Aguacate para el calor

Aguacate para el calor

El tomate y las zanahorias, aunque no son verdes, las puedes incorporar también a este grupo de hortalizas anticalor.

El ajo negro y la cebolla son buenos complementos que puedes añadir a tus comidas para darle ese gusto increíble, aportándote las vitaminas necesarias y nutrientes necesarios que ayudan a no sentirte tan cansada o apática.

No está de más que tengas en cuenta algunas ensaladas que pueden ayudarte durante las temporadas de calor. Aliméntate de forma sana y refrescante:

LEER MÁS SOBRE: 3 ENSALADAS ANTICALOR Y POR QUÉ COMERLAS

 

Comparte tu opinión