Si quieres hacer un cambio extra en tus comidas y sentirte recargada y con esos ánimos por los cielos, el kiwi podría ser tu opción.

El kiwi y sus bondades

Gracias a su alto contenido en fibras, el kiwi es perfecta para personas con problemas intestinales o estreñimiento.

Si sufres de dolores de cabeza a menudo, la solución la tienes en esta rica fruta verde. La explicación a esto se debe a que, gracias a sus importantes dosis de vitamina C, ayuda con los problemas de migrañas y hasta con lo síntomas de gripe o resfriado común. ¿Qué te parece?

La vitamina C produce más colágeno, ¿sabes lo que eso significa? Transforma tu piel, haciéndola lucir más rejuvenecida y rozagante. ¡No te faltarán razones para comer más seguido esta fruta!

Por si fuera poco, cumple también funciones antioxidantes, protegiendo tu piel de los rayos solares o efectos climatológicos como la contaminación. Mientras más kiwis consumas, tus células estarán más protegidas y 100% funcionales.

Embarazada: el kiwi te beneficiará

¡Sí!, esta fruta es altamente recomendada antes, durante y después del embarazo debido al alto porcentaje de ácido fólico.

Existen estudios que han demostrado que el ácido fólico (en este caso, del kiwi) previene posibles malformaciones del embrión en el período del desarrollo.

¡Ojo! Pero esto no quiere decir que vas a sustituir una pastilla de ácido fólico por un kiwi. Es muy importante que sigas con la receta médica que te dio tu doctor y cumplas a cabalidad con los medicamentos asignados.

Sin embargo, no está de más que incluyas el kiwi en tu dieta, así disfrutarás de sus aportes naturales.

Otros beneficios importantes:

  • Evita la acidez estomacal
  • Reimpulsa la resistencia corporal y el rendimiento físico
  • Adiós calambres
  • Se incrementa la masa muscular

¡Que no falte el kiwi en la bolsa del mercado! Además de una rica fruta te aporta beneficios asombrosos.

¡A preparar!

Este chef nos deja una deliciosa agua… ¡súper nutritiva y sencilla!


 LEER MÁS SOBRE: BENEFICIOS DESCONOCIDOS DE LA SANDÍA: AMINOÁCIDO DEL AMOR

 

Comparte tu opinión