Para todas las chicas que están a punto de realizarse alguna cirugía, hoy te compartiremos algunos detalles para mejorar hasta en un 80% la recuperación post-quirúrgica. Tienes un aliado y se llama taping estético, conócelo.

Taping Estético 

Las terapias pre y post-operatorias son el as bajo la manga cuando se trata de una pronta y eficiente recuperación. No importa si se trata de una intervención estética o una necesaria, hay procedimientos indicados para cada tipo de intervención quirúrgica.

Se trata de una interesante técnica que te ayudará a disminuir el dolor, la inflamación y a superar los moretones. Aporta el soporte necesario para una mejor recuperación.

“El taping estético es una técnica innovadora que proviene del vendaje neuromuscular o kinesiotaping. En el área operada se colocan cintas de algodón con un adhesivo especial que proporciona bienestar al paciente”, explica Adriana Huerta Salazar, licenciada en Fisioterapia y Rehabilitación y especialista en esta técnica.

Además, enfatiza que para beneficiarse de este vendaje y sobre todo de sus resultados, se debe acudir con personal calificado. “En las manos adecuadas mejora hasta en un 80% la recuperación post-quirúrgica, ayuda a prevenir y controlar las complicaciones que se puedan presentar”.

Mira este post: Masajes reductivos: mitos y realidades

Taping estético

Técnica te ayudará a disminuir el dolor, la inflamación y a superar los moretones. Foto: PinkSo

Conoce sus beneficios 

Entre los beneficios médicos más importantes del taping están la liberación de líquidos y toxinas, aporta un efecto de mejora del tono muscular y ayuda a atenuar las adherencias y las cicatrices.

La especialista de Dermoclinic afirma que el taping estético no es doloroso, al contrario, su principal propósito es proporcionar bienestar al paciente:  “se aplica en la zona operada inmediatamente después de que el cirujano termina el procedimiento, y se retira entre el cuarto y séptimo día después de la intervención.”

Por lo general, con una aplicación el paciente ve resultados satisfactorios, en caso de que se presente alguna complicación post-quirúrgica como fibrosis, equimosis (moretones), seroma, flacidez o alguna adherencia; con
una reaplicación de taping los pacientes presentan mejoría.

Los vendajes que se usan en el taping tienen un pegamento especial para que no se caigan con el agua, así que se pueden mojar sin ningún problema. Incluso está técnica es útil para combatir los pliegues que se forman en la piel tras el uso de fajas post-operatorias.

No olvides consultar con tu médico y acude con un especialista en fisioterapia para beneficiarte de estos resultados.

Fuente: Dermoclinic



Masajes a domicilio y beneficios del relajante


Síguenos en redes sociales como @KENArevista: