Uno de los enemigos de la salud es la obesidad y los niños no se escapan de esta cruel realidad. Y menos en México.

Obesidad infantil y sus complicaciones

La obesidad infantil es una enfermedad bastante delicada que afecta el desarrollo físico y emocional de los niños y adolescentes.

Pero te preguntarás: ¿y cuáles son las consecuencias físicas que puede tener mi hijo por unos kilitos de más? Los médicos pediatras explican, que un niño con obesidad empieza a padecer de enfermedades típicas de adultos:

  • Diabetes
  • Presión arterial
  • Colesterol alto
  • Problemas cardiacos
  • Asma
  • Trastornos de sueño
  • Enfermedad del hígado graso no alcohólico
  • Fractura de huesos

Del mismo modo, la obesidad infantil juega con la autoestima del niño, generándole muchísima depresiones y algunos, empiezan a comportarse de forma agresiva, como forma de protección ante las críticas de los demás.

Otras de las complicaciones emocionales que puede sufrir un niño con obesidad son:

  • Son objeto de intimidaciones
  • Problemas de aprendizaje
  • Inseguridades
  • Aislamientos

Fuente: Centro Médico ABC

Consejos para evitar la obesidad en niños

Los médicos siempre apostarán por una buena alimentación. Así que es necesario que le enseñes a tu hijo la mejor manera de comer: “menos grasas y más proteínas y fibras.”

Incorpora una rutina de ejercicios para ambos, con tu compañía, estimularás a tu chiquito a tener una actividad física que le haga quemar calorías después de llegar del colegio y hacer sus tareas. Es básico que no sean sedentarios.

Según la Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO), la obesidad ha batido récord en México, siendo el país con más niños en sobrepeso a nivel mundial.

Sé parte del cambio, no dejes que la obesidad toque la puerta de tu casa: ¡bájale un poco la comida procesada y grasosa!

Desde que los niños están pequeños, se tiene la mala costumbre de pensar “si está gordito, está sano” y esto es totalmente falso. Si notas que tu bebé aumenta de peso, empieza a trabajar en ello y si no ves mejoras, consulta con el médico especialista.

LEER MÁS SOBRE: OBESIDAD EN NIÑOS ¿CÓMO EVITARLA?

 

Comparte tu opinión