El bronceado se ha convertido en un símbolo de belleza, haciendo notar una piel morena y brillante pero, ¿sabías sus consecuencias sobre las pieles blancas?

El bronceado: cuando ataca, ataca…

¿No te ha pasado que agarras una tarde para broncearte de pies a cabeza y luego andas con la piel adolorida y con «pepitas» llenas de agua? pues si exageras, el bronceado tienden a ocasionar quemaduras y daños en la piel, sobre todo a las personas que tienen la piel blanquita.

“Quienes tienen pieles blancas deben tomar mayores precauciones que las personas de piel morena, ya que, mientras las primeras presentan quemaduras solares a los 20 minutos de exposición, el tiempo para que las segundas desarrollen quemaduras solares puede sobrepasar 60 minutos de exposición en primavera y/o verano.” Así lo explicó el Dr. Víctor Mundo, Director Médico de la División Consumer Health de Bayer de México y experto en medicamentos de venta sin receta u OTC, quien además especificó sobre sus síntomas:

  • El enrojecimiento de la piel aparece a pocas horas de la exposición solar.
  • Ardor y dolor en la zona afectada.
  • En casos extremos, la quemadura puede convertirse de 1º o 2º grado superficial, formando ampollas.

“Cuando se presenta una quemadura solar, ésta debe tratarse como una herida para impedir la extensión de la lesión, aliviar el dolor, prevenir las infecciones y la deshidratación. En casos así, es recomendable utilizar en la zona afectada pomadas con dexpantenol, un precursor de la vitamina B5 que no solo alivia el ardor y la comezón, sino que, además, es una sustancia que reconstruye la piel irritada, agrietada o con quemaduras leves”, dijo el Dr. Mundo.

Hay pomadas regeneradoras que son excelentes para estos casos. La piel se encarga de absorberlas rápidamente, convirtiéndose en ácido pantoténico (vitamina B5) indispensables para el proceso de cura en la dermis

¿Cómo evitar las quemaduras?

  • Minimiza la exposición a los rayos solares.
  • Evita el sol entre las 10 y 4 pm “en este intervalo se recibe 83% de la dosis diaria de rayos UV”.
  • Lleva contigo bloqueadores, lentes oscuros, gorros o sombreros, con la finalidad de protegerte del sol.

Evita lamentaciones y con cautela, toma medidas para lucir una piel bronceada y sana.

Información sugerida por Bepanthen®

LEER MÁS SOBRE: ¡AGUAS CON EL EXPOSOMA! UN NUEVO ENEMIGO PARA TU PIEL

Comparte tu opinión