Por: Amante Kinky, ganadora de la trivia de CHERISH y KENA

Hace tiempo estaba teniendo sexting con un chico que me pone súper hot y en pleno jugueteo y entre fantasías de amantes kinky, me preguntó si yo tenía vibrador, dildo o algún tipo de juguete sexual. Yo le respondí que no porque no sentía que lo necesitara. Él me comentó que quizá yo era de las pocas mujeres que no tenía uno y que no sabía de lo que me estaba perdiendo. Me propuso que si yo quería, él me regalaría uno para probarlo en mis momentos de masturbación y averiguar si realmente me estaba perdiendo de algo que iba a cambiar mi manera de explorar mi sexualidad y descubrir nuevas sensaciones de placer.

¿Es cierto que era de las pocas sin vibrador?

Me quedé pensando mucho en eso y decidí hacer una encuesta entre mis amigas de confianza para sondear si de verdad yo era de las pocas mujeres -o la única- perdiéndome de algo que realmente podría evolucionar mi auto erotismo.

50-50

Descubrí que de mis amigas, justo la mitad de ellas sí tiene vibrador y la otra mitad no. Entre las que sí, unas dicen no usarlo y lo tienen por ser un obsequio de sus actuales o antiguas parejas, y unas cuantas se emocionaron con el tema y hasta me enviaron recomendaciones, garantizándome que si decidía probar uno no me iba a arrepentir.

Mi sorpresa fue notar que algunas otras (que yo no hubiera imaginado) reaccionaron muy renuentes y hasta un tanto avergonzadas de hablar sobre vibradores, masturbación, placer sexual y estos temas que para mí son muy naturales.

Eso me hizo reflexionar más y cuestionarme sobre si todavía en la actualidad existen tabúes en nuestra sociedad sobre el tema de la masturbación femenina.

Si bien no soy sexóloga experta y como podrán notar, tampoco estoy al pendiente de lo último y más moderno en tecnología de vibradores, sí me considero una mujer sin prejuicios, dispuesta a probar cosas nuevas, experimentar, pues para mí es muy importante abrirme y disfrutar mi sexualidad de una manera divertida y sorpresiva.

Es por todo eso que soy consciente de lo importante que es tener esos momentos de intimidad conmigo misma, y ya sea con o sin vibrador.

Soy muy curiosa, me encanta explorar mi cuerpo, descubrir las distintas sensaciones que puedo llegar a experimentar, conocer lo que me prende, lo que saca mi fiera erótica interna, lo que provoca mi nivel máximo de placer y llevarme yo solita al paraíso.

Mi autoerotismo, mi beneficio

Son muchos los beneficios que he vivido a través del tiempo con la práctica del auto erotismo y en mi opinión ninguna mujer debería perderse de ellos. Por eso, les paso la lista con unos cuántos para promover la masturbación que es una práctica totalmente natural, muy importante para nuestra salud y bienestar tanto físico como emocional. Dejemos  atrás los mitos, miedos, culpas, vergüenzas y tabúes que no nos permiten disfrutar plenamente de nuestro cuerpo y sexualidad.

Beneficios de la masturbación

  • Me ayuda a liberar  la tensión y el estrés de la vida cotidiana.
  • Conocer las distintas maneras que tengo de llegar al clímax y disfrutar del final feliz.
  • Explorarme y conocerme: si no me conozco a mí misma, no puedo esperar que mi pareja me conozca. Descubrir lo que me gusta, cómo me gusta y en dónde me gusta
  • Desconectarme un ratito del teléfono para conectar conmigo y mis sensaciones.
  • El orgasmo ayuda a nuestro sistema inmune porque libera sustancias que crean anticuerpos y también sirve para disminuir dolores físicos, es algo así como un analgésico natural, incluso se recomienda para eliminar los dolores menstruales.
  • Mantengo un mejor estado de ánimo.
  • Ayuda a relajarme y poder conciliar mejor y más pronto el sueño, dormir feliz y relajada.
  • El placer me hace sentir más segura, feliz, fuerte, asertiva y me inspira debido a todas las sustancias que mi cuerpo genera por lo tanto me da poder.
  • Aumenta mi imaginación y prende mi pasión ayudando a crear momentos íntimos más divertidos y atrevidos para cuando se da la relación sexual en pareja.
  • Mejora mi salud en general, si se practica la masturbación de forma regular, los orgasmos obtenidos en solitario pueden ayudar a reducir la probabilidad de sufrir diferentes enfermedades.

Por esto y muchos otros beneficios es súper recomendable conectar con nuestro ser sexual, darnos cariño y darle la bienvenida al placer, reservar un tiempo para nosotras y descubrir nuevas sensaciones…

Ama tu cuerpo, tócalo, siéntelo, experiméntalo y disfrútalo para que la persona que elijas como pareja sexual ¡sepa perfectamente cómo hacerlo contigo! Y ser conscientes de que tampoco necesitamos forzosamente de una pareja para dar rienda suelta a nuestro placer y gozarnos. Cada una somos responsables de nuestro propio placer y de disfrutar sanamente nuestra sexualidad.

¡Saludos y felices orgasmos!

Comparte tu opinión