Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

¿Intercambiar a tu pareja?, ¿ver que otra persona la besa y acaricia?, ¿tener sexo con alguien más?… Por más extraño y raro que parezca para algunas personas, existen muchas parejas que buscan experimentar nuevas prácticas sexuales a través del mundo swinger. Éste consiste en, de común acuerdo, tener la posibilidad de tener relaciones sexuales con otras personas. ¡Sí!, suena muy loco, pero en el terreno sexual, nada está escrito y cada quien es libre de probar nuevos rumbos, siempre y cuando no afecte, ni lastime a nadie.

Para hablar de “los swingers”, primero tenemos que entender qué significa y en qué consiste esta práctica sexual.

El concepto swinger se basa en un intercambio sexual consensuado sin poner en riesgo su relación. Para llevarlo a cabo deben de estar muy seguros y convencidos.

Los swingers son parejas estables no monógamas que desean tener sexo con otras parejas por el simple hecho de disfrutar y experimentar esa práctica sexual. Para ellos, es un estilo de vida en el que no se ve afectada su relación y les permite fantasear.

Te preguntarás cómo es que se llevan a cabo estas prácticas swingers, pues éstas se dan de diferentes maneras, una de ellas, que es la más planeada y común, es ir a clubs y fiestas swingers, en estos lugares y reuniones, el propósito de asistir es encontrar a personas que también deseen intercambiar parejas. Otra, es que éstos se encuentren de forma inesperada y espontánea, es decir, asistiendo a alguna fiesta o evento y encontrarse con personas que busquen el mismo fin. Otra opción, pero que puede ser peligrosa y riesgosa, es encontrar por internet parejas que quieran intercambiar, en esta opción debes de tener mucho cuidado, como todos sabemos, en internet te puedes topar con cada loco o asesino serial que no te recomendamos mucho esta alternativa.

Hay que aclarar que al decir “sí acepto intercambiar a mi pareja”, esto no significa que tiene que terminar a fuerza en una relación sexual, muchas parejas realizan éste “cambio” de pareja, sólo para cachondearse, “fajarse”, tener sexo oral, sin tener que llegar a la penetración. También, algunas parejas gustan de ser “voyeristas” y se dedican a observar cómo su pareja tiene relaciones con alguien más.

Para muchos parecerá una práctica muy peligrosa, pero algunos matrimonios aseguran que su relación se ha vuelto más fuerte a raíz de que se iniciaron en esta práctica. Hay que dejar en claro que las personas que intercambian parejas, no involucran sentimientos. Una vez que termina la emoción del momento y el sexo, las parejas regresan a su día a día y no vuelven a ver a las personas con las que pasaron la noche.

Como en todo existen los pros y contras, a continuación veremos algunos del mundo swinger. ¡Chécalos!

Beneficios de ser swinger

  • Vivir nuevas emociones con tu pareja, dejar a un lado los celos y fortalecer su relación.
  • Se convertirán 100% cómplices de sus “aventuras” sexuales y harán más sólida su relación.
  • Esta práctica saca a una pareja totalmente de la monotonía, siempre y cuando ambos estén dispuestos a atreverse a realizarlo.
  • Aumento de energía sexual.
  • La comunicación con la pareja se ve favorecida y abre las puertas para hablar de cualquier tema sin tener que ocultar algo por temor a qué opine la otra persona.
  • Tener sexo ocasiona con alguien más sin tener que mentir o ser infiel.
  • Hacer realidad fantasías.

Contras de ser swinger

-Las inseguridades y celos se hacen presentes, si no logras dominar tu molestia de ver a tu pareja con alguien más, no te metas ni experimentes esta práctica porque los resultados serán muy desagradables.

-Que uno quiera y el otro no. Por eso, es importante hablar de los deseos de ambos para llegar a acuerdos y no existan futuros problemas.

-Pensar que ya no eres atractivo para tu pareja y por eso necesitas estar con otras personas.

-Que tu relación se vea tan afectada y llegue a su fin.

Si ya analizaste pros, contras y mucho más factores y deseas iniciarte en este mundo swinger, te pido que leas las siguientes recomendaciones:

  • -Les insisto mucho, pero algo básico y muy importante para iniciar esta, y yo creo que cualquier práctica, es la comunicación con tu pareja. Deben de saber cuáles son sus deseos y hasta dónde están dispuestos a llegar. Que ambos se abran de capa y sepan qué les gusta, qué les molesta, esto les dejará más claro a que se enfrentan y que tan convencidos estén o no para “aventarte al ruedo”.
  • -Por mucho que se les antoje, les llame la atención o excite la idea de ser swinger pero algo no los convence, ¡no lo hagan! Sólo se buscarán problemas y conflictos que no hay necesidad de pasar.
  • -Si lo van a hacer estén convencidos del por qué lo hacen, ¿por gusto?, ¿por ocultar problemas que están pasando?, analicen bien el tema.
  • -Siempre, como mandamiento, usen condón.
  • -No ingieran el alcohol para darse valor de vivir, si piensan que estar borrachos los hará olvidarse de las cosas que no harían en sus cinco sentidos, esto es una pésima idea. Necesitas estar alerta para cualquier situación que se llegue a presentar.
  • -Si decidieron visitar un Club Swinger, pueden ir una primera vez a echar un vistazo y “tantear el terreno”, estar en el lugar no significa que tengan que participar en nada. Estos lugares tienen como norma de seguridad, respetar el NO de cualquier persona. ¡No es no!
  • -Abusados con el Club Swinger que visiten, busquen bien en internet, no vayan al primero que vean, existen varios en la CDMX que cumplen con todas las normas de seguridad y no los pondrán en peligro.
  • Controla los celos. Seguramente la primera vez que veas a tu pareja con alguien más, será incómodo y molesto, cualquier emoción y sentimiento que te produzca, comunícaselo a tu pareja, no pases por momentos desagradables si no estás seguro de querer hacerlo.

Con ventajas, desventajas o como desees verlo, entrar en el mundo swinger es algo que tienes que pensar perfectamente junto a tu pareja. Recuerda que imaginar que haces un intercambio de parejas es excitante, pero llevarlo a cabo conlleva muchas cosas. En nuestra imaginación todo pasa sin incidentes, pero la realidad es otra cosa. Con seguridad, responsabilidad y sabiendo lo que están haciendo, disfruten al máximo de su sexualidad sea cual sea la práctica que deseen experimentar.

¡Mucha suerte!

Comparte tu opinión