La Semana de la Moda en Londres es mucho más corta en duración que las de New York, Milano y París, sin embargo nos da un abanico enorme de material.

Hablamos de la capital del mundo que se caracteriza  por ser vanguardista en su música,  arquitectura, diseño y por su puesto, moda. Lo lindo de Fashion Week Londres es que el sombrío clima no interfiere  para nada en lo vivaz y audaz de sus pasarelas. Tampoco el tema del Brexit ha logrado perturbar el extraordinario nivel que la diversidad de etnia de sus diseñadores así como sus diseños que nos han presentado. Simplemente lo que se ha visto es increíble.

Anya Hindmarch

En una pasarela circular, Anya Hindmarch presentó un show con una onda muy groovy que se mantuvo fiel a la tendencia: Abrigos de cortes geométricos y colores muy llamativos (sobretodo el rosa fresa).

El color no terminó ahí; el exceso se vio en estampados de líneas asimétricas con Mary Katrantzou. La  diseñadora presentó trajes enteros de pantalón y camisetas con combinaciones de colores llamativos. Las líneas en cada una de las piezas parecía una obra cinética.

Mary Katrantzou en Londres

Mary Katrantzou en Londres

Preen por Thornton Bregazzi optó también por el color. Piezas metalizadas, hacían de algo tan sencillo como una falda corta y una camiseta recta un traje elegante pero galáctico a la vez.

Por su parte el famoso Peter Pilotto presentó una colección de bordados muy tribal, muy hindú, muy orgánica, y aunque su vibra era libre y sencilla, su elaboración fue intrincada ya que eran trajes de seda tan fina que parecía transparentes, totalmente adornados con bordados en pedrería colorida. También presentó vestidos de jean con parches. Todo muy decorado.
Mucho color en una ciudad de un clima gris, sin duda los creativos están determinados a animar a su clientela.

En una nota un poco menos irreverente y muy elegante,  Mulberry tuvo una pasarela dedicada a la mujer profesional que disfruta de la moda. Faldas a media pierna con abrigos de faralaos en tonos de azul marino se destacaron. También Cortés asimétricos en chaquetas y faldas con estampados de líneas rojas, azul marino y blanco que  le daban a esta mujer chic un toque más casual, un tanto marinero. Vestidos de cuero amarillo con cortes ovalado al frente y alargados atrás se acompañaban de accesorios del mismo color al igual que muchos trajes de dos piezas de estampados rosas.

Temperley London y Paul Smith también fueron reyes del color. No cabe duda que la tendencia es colorida y exagerada en las combinaciones entre contrastes y complementos del color. Atuendos muy decorados, muy recargados nos muestran que los primeros días de la semana de Londres están llenos de alegría, buen espíritu y trabajos de costura complejos pero con resultados muy frescos, muy libres. 

 

Sigue a Gabi Ramos en AQUÍ

gabi-ramos-2

Comparte tu opinión