Seguramente has visto que en cadenas internacionales como Starbucks se utiliza el café mexicano, en especial el de Chiapas. Pero, ¿es cierto? ¿Cómo inició esta relación?

Sí, es cierto.

No fue cuando se abrió la primera sucursal del café de la sirena en nuestro país, en 2002, que se inició esta relación. Los catadores expertos de Starbucks andan por el mundo buscando café de calidad, que los sorprenda para añadirlo a su menú mundial.

Así llegaron al café chiapaneco años antes de abrir en México y desde entonces se sirve en muchas sucursales al rededor del mundo.

«Fue amor a primera vista, los conquistó su sabor cítrico con aromas florales, tostado medio y con un toque a nueces», comenta la marca.

De hecho, ha sido tal la unión, que en el año 2004 Starbucks creó el modelo global de suministro ético de café en la industria, bajo el nombre de C.A.F.E. Practices (Coffee and Farmer Equity Practices), lo cual marcó un hito en la compañía. Este modelo se aplica en el 99% del café adquirido por la empresa a sus proveedores de todo el mundo, lo que asegura que se trata de un producto cultivado y cosechado de manera ética.

Café-delicioso

A seguir creciendo

Además de incluir los granos mexicanos en su catálogo, en el año 2003 Starbucks lanzó “Shade Grown México”, café en grano proveniente de la Sierra Madre de Chiapas. Es el mismo café que conoces como Chiapas, actualmente, pues en 2016 cambió de nombre como homenaje y símbolo de admiración de la empresa a este bellísimo estado y sus caficultores.

En 2005, Starbucks participó en el desarrollo de un “Centro de Negocios y Desarrollo Social Comunitario” en la Reserva El Triunfo, Chiapas, en colaboración con Fundación Alsea, el Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM) y la Secretaría de Desarrollo Social del Estado de Chiapas (SEDESOL).

En 2014 se desarrolló el programa “Todos Sembramos Café”, con el propósito de brindar cafetos resistentes a la roya, un hongo que afecta a diversos granos, entre ellos el café.

«Tal fue el éxito que la iniciativa se replicó en Estados Unidos bajó el nombre “100 Million CoffeeTrees” y ambos han donado más de 10 millones de cafetos, hecho que beneficia a miles de familias cafetaleras en Chiapas y Oaxaca».

Dos años más tarde, en 2016, Starbucks instauró el Centro de Apoyo al Caficultor en San Cristóbal de las Casas, en el que se capacita y brinda asistencia técnica a los caficultores locales para la implementación de mejore prácticas.  Y hasta la fecha ya son más de 9 mil productores beneficiados con las capacitaciones.

el-mejor-cafe-del-mundo

«Starbucks continúa presumiendo el producto que lo cautivó hace más de tres décadas y ha destacado cuatro cafés de excelente calidad y pequeños lotes de Chiapas ―Starbucks Reserve® Finca Nuevo México (2014), Starbucks Reserve® Finca Nueva Esperanza (2016), Starbucks Reserve® Guadalupe Zajú (2017) y Starbucks Reserve™ México Oaxaca La Pluma (2018)― en su exclusiva línea Starbucks Reserve®, que sólo presenta los sabores más exóticos y únicos de diferentes partes del mundo, lo cual pone en alto el nombre de lo hecho en México.»

Qué lindo es leer estas historias, en donde el nombre de México se respeta… y se sirve, de manera internacional, en una taza de café.

Comparte tu opinión