El pensamiento positivo es el mejor aliado y hace frente a la parte oscura que la mente absorbe como producto de trastornos de ánimo. ¡A decir cositas lindas!

Afirma y sé positiva

Estamos viviendo una era donde el propio estrés nos ha hecho vulnerables y nos ha limitado mucho a nivel psicológico, creando traumas, conflictos internos, desdicha y muchísima carga de responsabilidades.

Es aquí donde empezamos a mandarle a la mente un sinfín de pensamientos que no son para nada favorables para nuestra salud mental.

La psicóloga Maire Ferreira, afirma que repetirnos con frecuencia pensamientos positivos, rediseña la estructura de pensamiento de nuestra mente.

Ella asegura que hacerlo como forma de terapia resulta exitoso. “Elige un aspecto de tu vida que desees trabajar (semanalmente) y crea frases al respecto que aumenten tu autoestima y hagan que tu mente reemplace un pensamiento negativo por uno positivo.”

Ella asegura que la repetición de este tipo de frases o afirmaciones a ayudado a un sinfín de personas a realizar cambios importantes en su vida.

«Una afirmación es realmente todo lo que dices o piensas. Mucho de lo que normalmente decimos y pensamos es bastante negativo y no crea buenas experiencias para nosotros. Tenemos que reeducar nuestro pensamiento y hablar en patrones positivos si queremos cambiar nuestras vidas».

-Louise Hay-

Pasos para crear las mejores frases positivas y eficaces:

  • Elabora una lista de palabras positivas: de tu versión propia y empieza a anotar sinónimos afirmativos. Por ejemplo: “soy digna” el sinónimo podría ser: “Valgo mucho y soy apreciada.” Así haz con todas tus palabras y al terminar léelas en voz alta y determinante.
  • Repite esta afirmación positiva: con una voz clara durante 5 minutos tres veces al día (mañana, mediodía y noche). Cuando te estés arreglando para salir, párate frente al espejo repite estas afirmaciones.
  • Recita la afirmación positiva colocando tu mano en una zona sensible: por ejemplo, repítelas con las manos en el pecho, cabeza, estómago y empieza a renovar tus creencias sobre ti misma. Recuerda que el cuerpo es energía y tienes que recargarte de forma positiva siempre.
  • Haz que alguien de confianza repita tus afirmaciones: es necesario que la escuches de la boca de otros. Mientras más afirmen lo increíble que eres, mejor.

Es importante hacer esto como un rutina mágica y te dispongas a sanar a tu cuerpo, mente, alma y espíritu de tanta negatividad acumulada. ¡Hazlo! Estás a tiempo…

LEER MÁS SOBRE: AFIRMACIONES POSITIVAS: EL PODER DE DECRETAR

Comparte tu opinión