Cada vez más nos encontramos en los anaqueles de belleza productos de gama comercial con etiquetas que antes solamente se veían en los estantes dermatológicos, pero ¿realmente sabes qué función tienen sus componentes? 

Por ejemplo, cuando vas a comprar un exfoliante y lees la etiqueta ¿entiendes ese idioma? Resumimos la lectura a entender solo la fecha vencimiento, ¡si a caso! Hoy te dejamos una información bien importante que seguramente te va a salvar tu bienestar (y la piel) de ahora en adelante.

⊕ Un dato importante Entre más arriba se encuentre el ingrediente en la lista del producto, más concentración tiene. Esto es necesario saberlo a la hora de elegir el producto en el establecimiento.

¿TE INTERESA SABER CUÁLES SON LOS EXFOLIANTES CASEROS? ⇒ EXFOLIANTES CASEROS QUE SÍ FUNCIONAN Y NO DAÑAN
Foto de Cottonbro en Pexels

Foto de Cottonbro en Pexels

Propiedades de los ingredientes exfoliantes

Mira todo lo que los ingredientes exfoliantes hacen por tu piel:

Alfa hidroxiácidos

Ácido glicólico – Exfolia, ayuda a la regeneración celular, detiene el acné en etapa comedogénica (cuando es leve) y tiene beneficios antiedad.

Ácido láctico – Ayuda a tratar la hiperpigmentación, empareja el tono de la piel, reduce la apariencia de poros, disminuye la profundidad de las arrugas y promueve la regeneración celular.

Ácido mandélico – Es más gentil que otros exfoliantes, lo cual lo hace ideal para pieles sensibles, fomenta la regeneración celular y promueve la producción de colágeno.

Ácido cítrico – Empareja el tono y la textura de la piel, ilumina la apariencia y desintoxica los poros.

Beta hidroxiácido

Ácido salicílico – Es uno de los más populares para combatir y aliviar el acné, reducir la hinchazón y el enrojecimiento, desintoxicar los poros y limpiar a profundidad.

Otros ingredientes:

Ácido Ferúlico – Es un antioxidante que reduce la apariencia de líneas de expresión, manchas y arrugas.

Ácido Hialurónico – Este es ideal para la piel seca ya que fortifica su barrera natural para retener humedad (hasta 1,000 veces su peso molecular en agua).

Aminoácidos – Usualmente conformados por arginina, histidina, metionina, lisina y prolina. Entre ellos reparan, calman, protegen, restauran y fortalecen la piel.

Cafeína – Funciona como constrictor de los vasos sanguíneos, reduce inflamación e hinchazón, también reafirma e ilumina la piel.

Carbón activado – Limpia la piel, libera los poros de impurezas y células muertas y aporta una apariencia suave y pareja.

Ceramidas – Son lípidos que se encuentran en la superficie de la piel y componen un 50% de esta, por lo cual en un producto de skincare ayudan a recompensar la constitución de la piel, formando una capa protectora que combate el desgaste celular por la luz solar.

Colágeno – Ésta es la principal proteína estructural de la piel y le aporta elasticidad y fuerza. Aplicado de forma tópica: fortalece la piel, reduce la apariencia de arrugas y resequedad.

Glicerina – Protege la piel por fuentes externas de irritación, fortalece la capa protectora, promueve la resiliencia de la piel y su apariencia jovial.

Lanolina – Sella la humectación de la piel por lo que ayuda a que esta se humecte a sí misma desde el interior.

Niacinamida – Uno de los ingredientes más deseados en el mercado, mejor conocido como Vitamina B3: minimiza la apariencia de los poros abiertos, empareja el tono de la piel, suaviza líneas y arrugas, ilumina, fortalece y restaura la superficie, empareja la textura y ayuda a otros ingredientes a ser más efectivos.

Pantenol – Retiene la humectación, tiene propiedades anti-inflamatorias y ayuda a curar las heridas ya que promueve la proliferación de células que restauran la barrera de la piel.

Peróxido de benzoilo – Este es otro muy popular entre los que combaten el acné, por lo que elimina las bacterias que lo causan desde las capas inferiores de la piel.

Polipéptidos – Esenciales en la lucha contra los signos de la edad, pero requieren ayuda de otros ingredientes para funcionar efectivamente.

Resveratrol – Protege la superficie de la piel, ayuda a revertir efectos dañinos causados por influencias ambientales externas, ilumina la complexión y calma las rojeces.

Retinaldehído – Mejora la firmeza y elasticidad de la piel, actúa como un exfoliante aunque no se recomienda utilizarse en combinación con los AHA y BHA, promueve la regeneración celular, reduce la profundidad de las arrugas.

Retinol – Mejor conocido como Vitamina A: reafirma la textura, aporta firmeza, mejora la elasticidad y en general es un potente ingrediente ideal para prevenir y mejorar la apariencia de signos de la edad.

NOTA IMPORTANTE

Algunos ingredientes activos pueden contar con ciertas restricciones de uso: desde no combinarse unos con otros, solamente poder aplicarse de noche y en ocasiones, utilizarse solamente una o dos veces por semana. Por eso, antes de probar algún producto especializado, se recomienda consultar a un dermatólogo.

Esta información te va ayudar muchísimo a la hora de elegir tu producto de belleza. ¡Ya podemos entender un poco más que la fecha de vencimiento de nuestros productos cosmetológicos!

Fuente: Foreo.



MIRA ESTE POST ⇒ EL ABC DE LOS EXFOLIANTES

Comparte tu opinión