«Cuando todo mejore, cuando las cosas me vayan bien, cuando tenga lo que quiero, cuando todo cambie… seré feliz.» Así pensamos repetitivamente, dejando pasar el presente y esos productivos momentos del ahora. ¡Esto no está bien! 

Chicas, ¿han pensado todos los momentos que hemos dejado pasar por apatía, miedo, frustraciones o simple flojera? La vida son momentos que no se repiten; esos segundos invaluables que no volverán a ocurrir nunca jamás. Y aún nosotras, pensamos en dejar la vida para mañana, esperando que todo pase, cuando lo que pasa es la vida misma.

CHECA ESTO: NETFLIX: CONTENIDO DE DESARROLLO PERSONAL
Foto de  Lucas Pezeta Seguir en Pexels

Foto de Lucas Pezeta Seguir en Pexels

Los seres humanos nos convertimos en eso que hacemos de forma repetida.

Los expertos de Mindful Science nos han dado una reflexión super importante: «Muchas personas no saben disfrutar de las cosas buenas en sus vidas por permanecer  demasiado tiempo en la ciénaga de la negatividad.»

Debes recuperar tu capacidad de disfrute cuanto antes y  hasta que no lo hagas, no importará cuántas cosas bellas te sucedan; tu mente encontrará la manera de arruinarlo todo y volver a la negatividad, la ansiedad y el miedo habitual. ¡No, no es lo que queremos!

Ahora te hago una pregunta: ¿si no sabes disfrutar de lo que tienes ahora, crees que puedas disfrutar de lo que está por llegar?

El equipo de Mindful Science asegura que puedes cambiar esto practicando meditaciones. Es una herramienta que sana y cambia tu estilo de vida.

«La meditación mindfulness o de Atención Plena despierta nuevamente tu capacidad de saborear la vida. Esta práctica consta de proceso diario que se instala paso a paso; día a día,» explican.

Primeros pasos

Hay cambios necesarios que debes empezar hacer para poder disfrutar la vida en todo su esplendor:

  • Perdona, te hará la mujer más feliz del planeta
  • Deja ir, suelta
  • Relájate, está bien no controlarlo todo
  • Prioriza la paz y no siempre la razón (es mucho más saludable)
  • Redefine tus valores
  • Sonríe un poco más
  • Da gracias cuando despiertes y antes de dormir
  • No te presiones
  • Come despacio y disfruta cada bocado.

Ser feliz es una opción que tú misma puedes elegir pero a veces nos complicamos tanto y nos enfocamos demasiado en lo efímero, que se nos olvida realmente el significado de vivir.



3 TIPOS DE MEDITACIONES: PARA EL ALMA Y LA VIDA

Comparte tu opinión