Para Laura Pausini un cantante debe reflejar aquello por lo que está pasando a través de su voz. En sus más de 20 años de carrera la italiana ha permanecido fiel a esta convicción: sus canciones están profundamente ligadas a su vida personal. Hasta ahora que, a través de Similares, explora una nueva manera de interpretar historias.

Has pasado temporadas importantes de tu vida en México  ¿qué es lo que más disfrutas ?

La gente misma, la gente que encuentro cuando voy al supermercado cuando estuve viviendo aquí, la manera de hablar es diferente de todo el resto del mundo, me encanta su manera de ser, de pensar, la gente de México es especial, es lo que más extraño cuando estoy afuera.

Cuéntanos algo de tu idea de trabajar con mariachi…

¡Jajaja! Me estaban preguntando si algún día quería hacer algo con mariachi, y sinceramente sí, es como si fuera un verdadero homenaje que puedo darle a esta tierra. Para mí sería muy bonito. La gente joven en Italia no conoce este estilo, algunos ni saben que existe, y me gustaría hacer un disco entero para que todos lo conozcan. La verdad es que aunque pueda parecer muy raro y loco, ya tengo compromisos hasta finales del 2017, así que no sé cuándo podré comenzar a hacer ese proyecto, pero me encantaría poder hacerlo.

Ya tienes dos décadas de carrera artística, ¿cuál es tu balance?

¡No tengo palabras! Cuando era pequeña no soñaba con ser una persona famosa, yo quería cantar en los bares y restaurantes de mi pueblito, y sabía que hasta eso era simplemente un sueño, porque era difícil que se convirtiera en realidad vivir de la música, es algo difícil en cualquier parte del mundo. Ahora imagínate en un pueblo tan pequeño como el mío en Italia. Lo que le ha pasado a mi vida después de 22 años, con tantos viajes, con tantos discos, me parece increíble, me parece casi imposible que todo haya pasado, y agradezco todos los días que me levanto por lo que tengo.

¿Cómo es un día normal en tu casa, lejos de la vida de una estrella internacional?

La verdad es que desde que mi hija cumplió cuatro meses, no he tenido ningún día normal, y ahora tiene casi tres años. Me acuerdo que durante el embarazo, sentía que vivía un verdadero sueño, y estuve cuidándome mucho desde que supe que estaba embarazada, y cancelé muchos viajes y compromisos, por lo que ahí tuve días muy normales. Algo que me gustaba mucho era hacer el desayuno con mi madre en la casa, e ir al supermercado juntas. ¡Yo amo el supermercado, como ves, lo repito mucho!

laurapausini

¿Dirías que es tu momento de normalidad?

Sí, para mí es un momento de distracción, en el que puedo pensar simplemente en cosas más normales, es muy divertido para mí. Tal vez es la cosa que más me gusta hacer. Ahí paso horas, incluso lo recorro en zig-zag porque me molesta olvidarme de algún pasillo, hasta si hay cosas que no me sirven, me gusta pasar por ahí y ver qué hay. Mi novio me dice que estoy loca, pero cuando tengo algunas horas libres, la verdad es que lo que hago es ir al supermercado. Ahora estoy viviendo en Miami, donde hay la tienda Target, y es mi sitio favorito; cuando he tenido un día libre he pasado ahí cinco horas. Mis padres me dicen que tengo una enfermedad con los supermercados.

Has dicho también que te encanta la comida, ¿también te gusta cocinar?

¡Sí, me encanta! Incluso ayer por primera vez hice guacamole. Tal vez para ustedes es un platillo muy normal, pero yo ni sabía cómo se preparaba, así que me trajeron todos los ingredientes y me gustó mucho cómo me quedó, ¡ya me siento como una chef completa, con todo y estrella!

Y cuando estás en Italia, ¿qué te gusta cocinar?

Mi familia sigue viviendo en el campo donde crecí, ahí tenemos olivos, y me gusta muchísimo la historia de estos árboles, porque son antiguos y te pueden dar un aceite maravilloso. Mi padre hace su propio aceite, que no está a la venta, es una cosa familiar. Creo que el aceite bueno de Italia le cambia el sabor a todas las cosas.

Hablando de tu carrera musical. Siempre habías cantado historias propias, ahora en tu nueva producción, Similares, cantas las historias de otras personas, ¿Cómo ha afectado este cambio en la manera en la que vives tus canciones?

Desde siempre había querido cantar canciones que hablaran de mí porque tenía mucha vergüenza de no ser capaz de interpretar las emociones de otros. Cuando me convertí en madre, empecé a ser más curiosa y, de alguna manera, mucho más libre, más atrevida. Y todas las historias que me cuenta la gente me interesan. Quizás sea la edad, ahora con todo lo que he vivido también puedo identificarme con las historias de otros. Similares me da la posibilidad, por primera vez, de convertirme en intérprete, así que los primeros 12 temas hablan de historias que la gente me ha contado y que yo he escrito. Solo las últimas tres canciones son autobiográficas, y eso es quizás el cambio más grande en todo lo que he hecho en mi carrera, porque es realmente diferente pasar de ser cantautor y convertirse en intérprete. Me ha gustado tanto hacerlo, que espero que a la gente también le guste mi nuevo trabajo.

laurapausini2

¿Hay algún común denominador en esas historias?

No, no lo hay. Tal vez lo tenga solo el título: Similares. Esa palabra une dos visiones, como la palabra “igual” y la palabra “diferente”, y eso me permite explicar que, siendo seres humanos en muchos aspectos idénticos, la cosa más bella que tenemos es que somos diferentes, y eso me permite contar muchas historias desde varios puntos de vista. Y en este periodo histórico en el que vivimos, en el que las diferencias son algo que nos pone en guerra, para mí es muy importante que se sepa que estas son las que nos hacen seres vivos, que las diferencias tenemos que respetarlas y amarlas, incluso aprendiendo de ellas.

¿Qué papel crees que juega la mujer contemporánea en esas diferencias?

No creo que todavía todas las mujeres tienen el mismo derecho que tienen los hombres, pero en muchísimas sociedades, las injusticias del pasado ya están atrás, y ahora son muchas las mujeres las que dirigen cosas, que no solo son capaces de hacer crecer a sus familias, sino también sus negocios propios. Lo mejor es que muchas mujeres se sienten libres, y esa es una palabra muy difícil de vivirla realmente.

 ¿Cuál sería tu mejor consejo para todas estas mujeres que, como tú, están ligando su vida profesional con ser madres, hijas, hermanas y esposas?

Es muy difícil. Mientras trabajas en tu profesión, hay muchas cosas que cuidar de tu vida. Es un trabajo difícil, pero creo que se puede hacer. En mi caso, toda la energía que tengo, la tengo por el simple hecho de saber que cuando regreso a casa, hay alguien, que es mi hija, que me espera, y es mi familia, mi primer verdadero sueño que se ha realizado, es por quien creo que me han creado, entonces la vida en este momento no me puede hacer caer, porque me siento fuerte con eso, y no quiero que nadie lo arruine.

¿Qué representa para ti la mujer mexicana, ahora que cuentas historias de otras mujeres?

Las mujeres mexicanas tienen una gran representante que es Frida, y es como una recarga continúa, yo miro su foto, y aunque no soy mexicana, me siento recargada para todo el día. Creo que es un ejemplo para muchas mujeres aquí. Veo muchas jóvenes que trabajan como ustedes (En Kena). En Italia no hay muchas mujeres jóvenes que trabajan como periodistas, todas son muy ancianas. Las mujeres mexicanas que yo he encontrado son personas a las que no les da miedo trabajar, no les da miedo tomar sus responsabilidades. Quizás tengo este pensamiento de Frida cuando yo estoy aquí, es como si estuviera a mi lado comiendo unos tacos, mientras estoy hablando, siento siempre su presencia y su fuerza. Las mexicanas son representadas por mujeres como ella.

¿Cómo te gustaría que tu hija, en 15 años, encontrara el mundo?

Sinceramente, me encantaría que lo encontrara como yo lo vivía en los años 80.

¡Definitivamente, una de las mejores épocas!

¡Ah! ¡Tú también eres de la época! —ríe. Sí, fueron años muy bonitos porque era una época de descubrimiento, fueron tiempos en que muchas mujeres comenzaron a luchar realmente por ellas mismas, pero al mismo tiempo, teníamos el tiempo para jugar, para hablar, para hacer el amor, para descubrir cosas que no se encontraban en 10 segundos con el internet, pero la búsqueda misma nos daba adrenalina. En los 80 existían ya problemas de ataques terroristas y guerras, porque desafortunadamente nunca van a acabar, pero actualmente estamos viviendo problemas que me preocupan muchísimo por mi hija. Tienes que tener mucho cuidado con las cosas feas que se leen en internet. Hay muchas cosas que son más preocupantes que cuando éramos niñas nosotras.

 

Laura Pausini revistakena

 

Comparte tu opinión