Ya sea como entrada o para acompañar otros platillos, esta opción es perfecta para una ocasión especial y sobre todo MUY fácil de hacer.

12 porciones

60 minutos de preparación

Ingredientes:

  • 5 k de espárragos frescos
  • 350 g de jamón serrano, en rebanadas finas
  • 1 taza de queso de cabra suave
  • pimienta negra
  • aceite de oliva

Preparación

  1. Corta dos centímetros del tallo de los espárragos, pélalos con un pelador de papas para retirar la fibra; enjuágalos, sécalos y resérvalos.
  2. Sobre una rebanada de jamón serrano, unta un poco de queso de cabra; luego coloca un espárrago y envuélvelo. El queso servirá para que se adhiera al espárrago, además de darle sabor. Repite hasta terminar con los ingredientes.
  3. Coloca los espárragos en un refractario, sazónalos con unas gotas de aceite de oliva y pimienta. Hornéalos a 180 ºC durante 25 minutos o hasta que estén cocidos, pero crujientes. Sirve al momento.

Comparte tu opinión