Después de la terrible noticia del suicidio de la diseñadora de bolsos Kate Spade, su esposo Andy Spade publica una carta en el New York Times en el que aclara la relación que tenía con su esposa y su estado de salud mental.

Cuando encontraron en cuerpo de Kate Spade estaba una supuesta nota para su hija que decía: “Bea, siempre te he amado. ¡Esto no es tu culpa, pregúntale a papá!”, fue el mensaje que dejó la diseñadora de 55 años en su cama, informó TMZ.

Al respecto, hoy fue publicada en el famoso diario estadounidense una carta abierta de Andy Spade en la que aclara la situación y revela datos sobre la salud mental de Kate.

 CARTA ÍNTEGRA

“Kate era la mujer más bella del mundo. Ella fue la persona más amable que he conocido y mi mejor amiga durante 35 años. Mi hija y yo estamos devastados por su pérdida y ni siquiera podemos comenzar a comprender la vida sin ella. Estamos profundamente desconsolados y ya la extrañamos. Kate sufrió de depresión y ansiedad durante muchos años. Ella estaba buscando activamente ayuda y trabajando en estrecha colaboración con sus médicos para tratar su enfermedad, una enfermedad que lleva demasiadas vidas. Estuvimos en contacto con ella la noche anterior y ella sonaba feliz. No había ninguna indicación ni advertencia de que ella haría esto. Fue un shock completo. Y claramente no era ella. Había demonios personales contra los que estaba luchando.

Durante los últimos 10 meses hemos vivido por separado, pero a pocas cuadras uno del otro. Bea (la hija que comparte con Kate) vivía con nosotros dos y nos vimos o hablamos todos los días. Comimos muchas comidas juntos como una familia y continuamos de vacaciones juntos como una familia. Nuestra hija fue nuestra prioridad. No estábamos legalmente separados y nunca discutimos el divorcio. Éramos mejores amigos tratando de superar nuestros problemas de la mejor manera que sabíamos. Estuvimos juntos por 35 años. Nos queríamos mucho y simplemente necesitábamos un descanso.

Esta es la verdad. Cualquier otra cosa que esté ahí ahora es falsa.

Esta es la verdad. Cualquier otra cosa que esté ahí ahora es falsa. Ella estuvo buscando activamente ayuda para la depresión y la ansiedad en los últimos 5 años, atendiendo a un médico de forma regular y tomando medicamentos para la depresión y la ansiedad. No hubo abuso de sustancias o alcohol. No hubo problemas de negocios. Nos encantó crear nuestros negocios juntos. Estábamos criando a nuestra hermosa hija.

Aún no he visto ninguna nota y me horroriza que un mensaje privado a mi hija haya sido compartido tan despiadadamente con los medios. Mi principal preocupación es Bea y proteger su privacidad, mientras lidia con el dolor inimaginable de perder a su madre. Kate amaba a Bea mucho”, reveló a Times.