Muchos pensaron que Frida sería enviada a una misión de rescate a Guatemala, a la zona cero donde hizo erupción el Volcán de Fuego en Guatemala, como circuló por las redes sociales y varios medios de comunicación.

Frida es la perra labrador de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) y pertenece al equipo de búsqueda y rescate en estructuras colapsadas de Semar.

Por ello, la Semar aclaró que sus funciones en el país centroamericano no son requeridas por la contingencia que se vive en este momento por la erupción del volcán.

Frida se ganó el corazón de los mexicanos y del mundo, debido a su gran labor después del sismo de 7 de septiembre de 2017, cuando logró salvar a más de 52 personas.

La perra, de siete años, se volvió ícono del heroísmo y la esperanza en México. Es tan aclamada entre sus colegas como en las redes sociales.
Aprovechamos que la semana pasada fue mencionada en las redes sociales y medios de comunicación para conocer a esta hermosa labradora.

“Frida es especialista en detección de personas vivas en escombros” y en su carrera -que incluye el devastador terremoto en Ecuador de 2016- ha salvado a 12 personas, presumió su entrenador, el tercer maestro de Infantería de Marina Israel Arauz.

Cuando Frida irrumpe en el destacamento portando su arnés militar, muchos uniformados dejan la rigidez castrense y corren a acariciar y abrazar a la perrita para tomarse una foto con ella.

“Nos da alegría, ternura y esperanza. Y los civiles la saludan y aplauden en la calle”, comenta un soldado bajo el anonimato, mientras le rasca la barriga.

Frida, “de personalidad muy gentil, pero temperamento fuerte”, espera jubilarse en 2018, a los ocho años, comentó Arauz enfundado en uniforme de camuflaje.

“Para mí es un honor manejarla en estas misiones”, dice orgulloso.

Varios usuarios en redes sociales no han dudado en rendirle un homenaje a Frida por su gran labor. Estos son algunos de los mensajes: