Uso de guantes y COVID ¿ Es realmente necesario?

Aunque la Organización Mundial de la Salud ha reiterado en numerosas ocasiones que el lavado recurrente de las manos con agua y jabón es el método más efectivo para evitar contraer el coronavirus, son muchas las personas que continúan comprando y haciendo un stock de guantes de látex para sentirse más seguros, pero su eficacia no está asegurada y su uso genera varias dudas que resolveremos aquí.

Llevar las manos cubiertas con guantes de látex o goma inevitablemente genera en las personas una aparente sensación de seguridad al momento de tener que romper las medidas de aislamiento y comenzar a moverse de nuevo para ir al supermercado, realizar actividades diarias, pasear a sus mascotas, etc. Pero, más allá de la percepción que esto pueda provocarles, la realidad es que no es un método tan efectivo como parece.

Pese a que en su guía de ‘Medidas de protección básicas contra el nuevo coronavirus’ la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido clara al indicar que el uso de guantes de goma no es una manera eficaz para mantenerse protegido, y va a prevenir el contagio por coronavirus, ya que al tener contacto con una superficie contaminada y, posteriormente, tocarse el rostro, puede transmitir la enfermedad se tengan o no estos elementos, todavía son muchos los que se resisten a salir sin ellos. 

¿Por qué la barrera protectora de los guantes no impide el contagio?

La mejor manera de usar los guantes en medio de esta pandemia es, paradójicamente, no utilizándolos ya que el Covid-19 no se contagia a través de la piel (porque el virus  no traspasa la piel). Para que la transmisión sea efectiva, la persona debe tocar la mucosa de los ojos, la nariz o la boca con la mano infectada con gotas de saliva, fluidos respiratorios o que le tosan muy cerca o hable con otra persona contagiada y por cercanía, lleguen a sus mucosas esas gotículas contaminadas con virus (por eso se debe mantener la distancia de seguridad).

Por lo tanto, esto hace que el uso de guantes como barrera frente al virus), en este caso, no sea efectiva.

Y es que, se estima que, en promedio, una persona se toca la cara al menos 20 veces cada 60 minutos, por lo que, aún con guantes, si se tiene contacto con una superficie sucia, se puede contraer este tipo de coronavirus.

Así que podríamos decir entonces que la única excepción a esta norma para el uso de guantes sería tener las lesiones o heridas cutáneas. Aunque la OMS no ha descartado todavía los daños en la piel como posible vía de contacto.

Recuerda que por este motivo no se recomienda el uso de guantes en personas sanas, por que no protegen del contagio.

 ¿Por qué el personal médico sí debe utilizar guantes?

La razón por la que, a diferencia de los demás ciudadanos, los integrantes de los equipos médicos deben utilizar guantes, además de mascarilla, bata y lentes de protección, ya que tienen contacto de manera permanente con los contagiados y también se utiliza como medida de prevención respecto a otros patógenos y sustancias tóxicas para poder llevar a cabo su trabajo; los procedimientos como intubación traqueal, revisión respiratoria y conexión a mecanismos de ventilación.

¿Cómo quitarse y ponerse los guantes de forma segura?

Si deciden utilizarlos por recomendación de las autoridades sanitarias u otro motivo, hay que ser conscientes de que los llevamos puestos y evitar la falsa sensación de seguridad, no tocarnos la cara y saber como utilizarlos correctamente.

USO CORRECTO DE LOS GUANTES:

  1. Antes de ponérnoslos se deben de lavar la manos con agua y jabón, o utilizar un gel desinfectante.
  2. Se deben de secar bien.
  3. Se deben de utilizar unos guantes limpios cada vez que se decida utilizarlos.
  4. Se deben poner de la misma forma en la que se pondrían unos guantes normales.
  5. No dejarlos en superficies que no hayan sido previamente desinfectadas.
  6. Evita el uso prolongado de guantes ya que utilizarlos de manera excesiva puede dañar la piel.

– Para retirarlos correctamente:

  1. Hacer una pinza o pellizco con los dedos pulgar e índice de la mano derecha del guante de la mano izquierda por el lado de la palma.
  2. Tirar de ahí hasta retirar el guante de la mano izquierda a manera de gancho para poder sacarlo completamente.
  3. Con la mano derecha, recoja el guante que se retiró de la mano izquierda y conviértalo en una pelota en el medio del puño y manténgalo cerrado. 
  4. A continuación, debe introducir el dedo índice de la mano izquierda entre la muñeca y el guante de la mano derecha. 
  5. Tirar hacia arriba el dedo índice de la mano izquierda para retirar el guante de la mano derecha, el cual debe quedar al revés, dejando al descubierto solo la parte interior, la no contaminada. 

Por último, no los manipules y tíralo todo junto a la basura.Y después, lavarte las manos con agua y jabón de inmediato o utiliza gel desinfectante.

Otras medidas preventivas:

  • -Utilizar gel antibacterial o lavado de manos frecuente.
  • -No tocarse cara, ojos ni boca.
  • -Saludo SIN contacto físico y distancia de 2 m entre personas.
  • -Utilización obligatoria de mascarillas (hay veces que no se puede mantener la distancia de seguridad) y también se pueden llevar gafas o caretas (solas no) junto con la mascarillas. (Lee nota sobre uso correcto del cubrebocas y cuáles sí evitan el contagio)
  • Al toser o estornudar, cúbrase la boca y la nariz con el codo flexionado. Así evita la propagación de gérmenes y virus. Cubriéndose con las manos puede contaminar objetos y personas que toque después.
  • -Evita el uso de joyería, barba y bigote, por ser reservorios de virus y demás microorganismos.

Editado por Tania Lara para KENA.COM

Comparte tu opinión