Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

El uso de tapabocas (también llamado cubrebocas, mascarilla protectora o barbecho) está recomendado por la OMS como importante medida sanitaria en los tiempos de pandemia.

En muchos países es obligatorio usarlo y en algunos estados de la República Mexicana se está instando a que sus habitantes usen el tapabocas cuando salgan a la calle: CDMX, Coahuila, Nuevo León, Aguascalientes y EDOMEX.

Vamos a ver los diferentes tipos de mascarilla que existen:

1.Las mascarillas protectoras más vendidas son las higiénicas y son desechables.

Estas sirven para evitar que una persona enferma contagie a otras personas sanas, pero no evita que una persona sana se contagie. Es decir no protegen del contagio pero si van a limitar su propagación.

Existen 2 tipos:

1.a) Mascarillas quirúrgicas. 

1.b) Mascarilla higiénica desechable.

2.Las mascarillas filtrantes son Equipos de Protección Individual o EPI, que evitan que nos contagiemos.

Encontramos los siguientes tipos:

2.a) N95 Filtra el 95%. Eficacia de filtración mínima del 95%. No tiene válvula de exhalación. Sí protege a una persona sana evitando que se contagie y sí evita la propagación de contagio, es decir evita que otras personas se contagien. Es desechable.

2.b) FFP1 Con válvula de filtración: 78% de eficacia de filtración mínima, 22% de fuga hacia el exterior. Es eficaz contra bacterias, virus y esporas de hongos. Sí protege del contagio, pero no evita la propagación del contagio, ya que el aire exhalado sale al ambiente sin pasar por el pequeño filtro.

2.c) FFP2 Con válvula de filtración: 92% de eficacia de filtración mínima, 8% de fuga hacia el exterior. Es eficaz contra bacterias, virus y esporas de hongos.

Sí protege del contagio pero no evita la propagación de éste, ya que el aire exhalado sale al ambiente sin pasar por el pequeño filtro, al igual que la anterior. Solo varía el porcentaje de filtración y salida.

2.d) FFP3 Con válvula de filtración. 98% de eficacia de filtración mínima, 2% de fuga hacia el exterior. Es eficaz contra bacterias, virus y esporas de hongos. 

De igual manera, protege del contagio pero no evita la propagación.

-Las mascarillas reutilizables (o lavables) tienen marcada una R.

-Las mascarillas no reutilizables, una NR.

3.Ahora veamos los tapabocas sin válvula de filtración.

3.a) FFP1 Sin válvula de filtración. 78% de eficacia de filtración. No protege frente al organismo infeccioso, pero sí limita la propagación del contagio. Son desechables. 

3.b) FFP2 Sin válvula de filtración. 92% de eficacia de filtración. Sí protegen evitando que te contagies y sí limita la capacidad de contagio. Son desechables. 

3.c) FFP3 Sin válvula de filtración. 98% de eficacia de filtración. También protegen evitando que te contagies y además limitan la capacidad de contagio. Son desechables.

Recomendaciones de la OMS para su uso correcto

La OMS recomienda el uso para procedimientos de aislamiento o con posible generación de gotículas provenientes de la boca o nariz infecciosos como virus y bacterias (como tuberculosis, sarampión, varicela) un respirador con una eficiencia de filtración de al menos el 95% para partículas de 0,3 micras de diámetro. Este se corresponde con el modelo de mascarilla N95, según normativa americana NIOSH. Equivalente a las FFP2 y FFP3.

Riesgos y mal uso:

Me gustaría señalar que existen riesgos potenciales que deben tenerse en cuenta a la hora de utilizar una mascarilla protectora:

  • Auto-contaminación, puede ocurrir al tocar y reutilizar la máscara contaminada.
  • Dependiendo del tipo de máscara utilizada, posibles dificultades para respirar.
  • Falsa sensación de seguridad, lo que lleva a una posible menor adherencia a otras medidas preventivas como el distanciamiento físico y la higiene de las manos.
  • No compremos cantidades innecesarias por pánico. Esto puede provocar la escasez de mascarillas para quienes más la necesitan: los trabajadores de la salud y los enfermos.

Uso correcto del tapabocas:

  1. Antes de ponerse la mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  2. Cúbrase la boca y la nariz con la mascarilla a través de las gomas y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y la máscara. Ajústela solamente por la zona de la nariz.
  3. No toque la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  4. Cámbiese de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilice las mascarillas de un solo uso. 
  5. Para quitarse la mascarilla: quítesela por detrás, agarre las gomas (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchela inmediatamente en un recipiente cerrado. 
  6. Vuelva a lavarse la manos como se indica.

MÉTODOS PARA DESINFECTAR LAS MASCARILLAS N95 O FFP2/3 REUTILIZABLES.

–Los científicos de la Universidad de Stanford advierten de que se trata de consejos para una situación extraordinaria, ya que no respaldan al 100% ninguno de los métodos estudiados pues no ha sido posible determinar todavía, si mantienen completamente la capacidad de filtración después de desinfectarlas.–

Los dos métodos de desinfección recomendados serían:

  1. Meter la mascarilla N95 en el horno a 75 grados durante 30 minutos.
  2. Calentarla al vapor sobre agua hirviendo durante 10 minutos.

*Es posible que después del proceso la mascarilla no ajuste como antes.

El estudio advierte que no deben desinfectarse las mascarillas con soluciones de alcohol o cloro porque pueden dañar las fibras filtrantes o retener gases dañinos. Tampoco es adecuado el microondas.

*Por Gabriela del Fueyo. Farmacéutica especializada en dermocosmética. Divulgadora de ciencia y salud. IG @gabidelfueyo

Editado por Tania Lara para: kena.com

Te dejamos un DIY de Tapabocas casero (no es de uso médico ni mencionado por la presente autora).

Comparte tu opinión