Quien crea que la moda deja de ser noticia cuando la temporada de pasarelas se termina, mejor que lo piensa dos veces…Las pasarelas son la parte divertida, el show, lo mediático, pero el contexto de este mundo arranca y con ímpetu al terminar el “Fashion Month”.

Luego de un par de semanas tranquilas, los últimos días han sido muy movidos. Muchos los llamaron “YSL weeks” ya que se sabía que a finales de marzo se terminaría el contrato del director creativo Hedi Slimane y que posiblemente no sería renovado.

Aparentemente es muy difícil guardar un secreto en este mundo y es que desde principios del año se hablaba de que el contrato de Hedi no sería renovado y que su posible sucesor sería la estrella emergente Anthony Vaccarello. Aunque esta casa de moda y ambas personalidades negaron rotundamente el rumor durante la Semana de la Moda en París, éste resultó ser lo esperado.

Sin embargo no deja de sorprender que Hedi no fuera renovado como director creativo para Saint Laurent. En 4 años logró ventas de 1.4 billones de dólares en ingresos para la marca y en tan sólo un año proyectó un incremento en ventas del 38% (año fiscal 2014-2015).

Saint Laurent es una de las marcas que forman parte del grupo Kering (conocido por algunos como Gucci Group). Durante el mando de Hedi, YSL logró ser responsable del 12% de las ventas en marcas de lujo en el grupo y 8% de ventas totales del mismo. Especulaciones sobran para descubrir el porqué Hedi no fue renovado. Hay teorías que el mundo del lujo cambió y ahora se definirá en periodos de directores creativos mucho mas cortos de lo habituado para mantener las marcas en permanente renovación . Otros discuten que la presión en tiempos de entrega es insostenible para procesos creativos y que los escogidos para este trabajo no están ganando lo merecido o simplemente no aguantan la presión. Sea cual sea el motivo, la realidad es que en menos de un año, casas como Balenciaga o Dior, perdieron su control creativo, luego de sólo tres cortos años de trabajo (Alexander Wang y Raf Simons). Wang no fue renovado por fallar en ventas y entregar una identidad creativa para la marca, algo que se puede discutir como injusto luego de tres años en ella. Raf Simons simplemente no aguantó la demanda de trabajo versus lo que se le remuneraba y decidió terminar su contrato.

El rumor es que Hedi no está triste, dentro de todo se siente aliviado y contento para buscar futuro en sus proyectos personales, especialmente en la fotografía. Sea cual sea el motivo es preocupante este fenómeno de cortos periodos en contratos creativos pues si bien la moda es un negocio, su encanto es que es un negocio con una identidad creativa y antropológica que ayuda a definir nuestra historia actual, pero de esto hablaremos luego.

El hombre del día es Anthony Vaccarello un Italo-Belga de 36 años quien fundó su marca, Anthony Vaccarello en el 2009 y por un año trabajó en Versace Versus, una pequeña marca bajo la sombrilla Versace. La misma es conocida como la incubadora de diseñadores, nutriendo futuros talentos bajo la dirección de Donatella y su equipo. Diseñadores como Christopher Kane y Jonathan Anderson vienen de la “Escuela Versus”. Vaccarello, como Hedi, lleva ese estilo irreverente pero a su vez sexy y elegante que se traslada a la esencia original del mismo Yves Saint Laurent. Esta casa ha llevado a través de los años la identidad de su fundador sin dejar de ser relevante al momento, algo que a mi criterio solo han logrado Karl Lagerfeld con Chanel y Raf Simons en sus breves años en Dior.

¿Que deparará para YSL Vaccarello? Lo sabremos en octubre de este año cuando el diseñador presente su colección Primavera-Verano 2017. Por ahora lo consecuente de esta noticia es saber quién será el próximo diseñador en llevar Versace Versus, algo que Donatella prometió “sorprenderá a todos”… y por ahora no hay rumor así que esperemos la sorpresa.

Vaccarello estudió en La Cambre, universidad Belga en diseño. Luego de su grado en el 2006, y trabajó para Karl Lagerfeld en Fendi durante 3 años.

Comparte tu opinión