Su éxito es de envidia, con tan sólo 27 años, ya tiene una nominación al Óscar, pero lo que no se puede negar es que sus experiencias profesionales son envidiables, para alguien que está en su mejor momento. Es más, no puedes evitar odiarla ahora que está confirmado su noviazgo con el guapísimo, y también exitoso actor Michael Fassbender. ¡Son una pareja de envidia!

 

Nació en Gotemburgo, Suecia, y sí, es sueca, no danesa; Alicia es hija de la actriz Maria Fahl Vikander y del psiquiatra Svante Vikander. Por ello tal vez su pasión por la interpretación, motivo por el cual apareció en muchos musicales de la ópera en su ciudad. Pero antes de dedicarse de lleno a la actuación, primero estudió ballet en la escuela del Royal Swedish Ballet, desde 2004 hasta 2007.

 

Precisamente ese año se inician sus trabajos del séptimo arte, con el cortometraje Darkness of Truth. La verdad es que Vikander siempre ha estado allí, a la sombra de grandes actores, de los que obviamente aprendió lo que debe hacer y escoger para llegar al éxito. Como en 2012, cuando protagonizó A Royal Affair, junto al actor danés Mads Mikkelsen, a quien conoces por ser el rostro del villano de 007, Casino Royale. Para esta producción tuvo que aprender danés en tiempo récord; es que, de hecho, hizo el casting con un diálogo transcrito fonéticamente del que no entendía una sola palabra, pero lo importante es que consiguió el papel.

Después de ser protagonista en una producción danesa, la siguiente cinta que hizo fue Anna Karenina, el mismo año, pero esta sí fue la película internacional que puso su rostro en todas las salas de cines del mundo; claro que tampoco se debe pasar por alto su reparto, pues trabajó con Keira Knightley y Aaron Johnson. Aquí la ves hecha una rubia muchacha típica de Rusia. Su gracia, producto del ballet, fue una de las razones por las que la consideraron para el papel, al igual que la última entrega que protagonizó, Ex Machina, en un papel que estaba pensado para una bailarina desde el principio.

Para entender por qué el nombre de Vikander te resulta cada vez más y más repetido, tendrías que ver lo movido que estuvo su 2015, hablando de películas en taquilla. Imposible no notarla con un repertorio de siete filmes que hizo, con las que consiguió popularidad a lo largo del año.

De toda esa tanda, dos son las más sonadas. Primero esta The Danish Girl, en la que interpreta uno de los protagónicos, Gerda Wegener, la artista y esposa del también pintor Einar Wegener, quien fue la primera persona transgénero que se sometió a todos los procedimientos para convertirse en mujer, con el nombre de Lili Elbe. Alicia conmovió a todos los espectadores por el amor abnegado que transmitió en este papel, además de que esas nominaciones a los Globo de Oro, Premios de la Crítica, Sindicato de Actores y Premios de la Academia, no fueron gratuitas; son el reflejo del talento que demostró en esta ocasión.

 

Por otro lado está la película futurista Ex machina, en la que comparte créditos con Oscar Isaac y Domhnall Gleeson —su compañero en Anna Karenina—; aquí da vida a una máquina que te inspira ternura y también te atemoriza, lo que resalta las capacidades actorales de Alicia. Nada más con estas dos, ¿cómo no podrías notar lo versátil de sus trabajos?

 

 

Por: Lid Barrientos

Comparte tu opinión