El origen de este fruto no está bien definido: algunos consideran que es de origen europeo, otros piensan que es de origen chileno. Resulta que la fresa estaba presente desde la época de la antigua Roma, cuando se celebraban las fiestas en honor de Adonis. Según cuenta la leyenda, luego de la muerte del bello joven Venus lloró y cuando sus lágrimas llegaron a la tierra se habían transformado en hermosas fresas.

Pero te preguntarás por qué te contamos sobre los orígenes de este hermoso fruto. Pues porque cada 20 de mayo es el día de la fresa. Sí, esta frutita tiene su día.

La fresa es una de las frutas más nutritivas que existe. Así lo confirmó un estudio reciente de la Universidad Politécnica de Marche (UNIVPM, en Italia) publicado en la revista Food Chemistry. La investigación demostró que tomando medio kilo de fresas al día durante dos semanas se mejora la capacidad antioxidante del plasma sanguíneo y la resistencia de los glóbulos rojos a su fragmentación oxidativa. Sorprendente, ¿no?

Pero las investigaciones sobre la fresa no se detienen. Durante el mes de abril de este año, la Universidad Estatal de Ohio afirmó que consumir fresas es importante para prevenir el cáncer de esófago. Por otra parte, un informe del Instituto Salk de Biología (EEUU) comprobó que las fresas contienen fisetina, un flavonoide que estimula la memoria a largo plazo. ¡Es hora de comenzar a comer fresas!

 

El agua de fresas, una receta détox

Esta es una receta muy sencilla que funciona para depurar las toxinas del organismo. Toma nota de lo que necesitas para prepararla

Ingredientes

5 fresas

El jugo de medio limón

2 hojitas de menta

¿Cómo lo preparas?

Primero debes lavar muy bien las fresas, asegúrate de que estén frescas. Luego en la licuadora mezcla todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. A esta mezcla que obtuviste agrégale un vaso de agua y bate nuevamente. Puedes agregar cubos de hielo para que sea más refrescante.

La puedes tomar con tus desayunos por lo menos durante 10 días.

¡Atención!

Si sufres de colitis, intestino delicado o de colon irritable, no es recomendable el agua de fresas.

Comparte tu opinión