Por: Maribel Rufino

Parece que cuando decimos poesía, estamos tratando de hablar de un tema muy complejo y lejano a nosotros, podríamos creer que el tema es solo para especialistas o estudiantes universitarios, sin embargo, la poesía ha estado con todos nosotros, podríamos casi afirmar, desde la cuna.

Cuando éramos  pequeños era muy común escuchar por los patios y pasillos a otros niños jugando con las manos, tarareando algunos versos, retahílas, echando adivinanzas o descartando jugadores por medio del clásico: zapatito blanco, zapatito azul / dime ¿cuántos años tienes tú? 

O mejor aún, recordar cómo se arrullaba a un bebé con una canción de cuna o nana: Duérmete, mi niño / Duérmete, mi sol, / Duérmete, pedazo / de mi corazón… Era un tiempo en el que la oralidad y musicalidad estaba muy presente en nuestra cotidianidad. A diferencia de ahora, no había tantos dispositivos que llamaran nuestra atención.

Estas breves nanas, arrullos, versos y rimas son la base que les servirá a nuestros niños para poder adentrarse en la poesía de autor. Aquella que si fortalecemos estos primeros acercamientos a su cultura, logrará acceder de forma plena y llena de sentido.

Cómo adentrarlo en la poesía

Imagen de guiainfantil.com en Pinterest

Así que recuperemos un poco del ritmo y la musicalidad de las palabras con algunas actividades en familia, recuerda que desde este núcleo nuestros pequeños fortalecerán su identidad, se formarán con respeto hacia los otros y también tendrán un concepto de responsabilidad.

Arrullarlo, cantarle y leerle poemas le ayudará a afinar el sentido del oído para que aprenda a diferenciar las palabras y su pronunciación.

·         Duérmelo cantando. No importa si tiene tres o cinco años. Arrúllalo con las nanas que te cantaban cuando eras pequeña, y si no las recuerdas, es una buena oportunidad para  pedir ayuda a la abuela o las tías.

·         Socializa. La cultura se aprende con los otros y aunque sea un bebé, te puedes integrar a un grupo de crianza para que tenga interacción con otros niños de su edad y tú puedas aprender, de paso, otros arrullos y versos para cantar con él.

·         Inscríbete a la biblioteca local o a la Biblioteca IBBY (https://www.ibbymexico.org.mx/), ahí podrás encontrar libros con poesía de autor muy recomendable tanto para ti, como para tu bebé. Pregunta a tu bibliotecario de confianza.

·         Empieza a enriquecer su biblioteca. Quizá sea tiempo de adquirir sus primeros libros, aquellos que compartirás con ternura a través del ritmo que los versos te indiquen.

·         Regálale libros de poesía. Dar libros no es un regalo común, pero sí muy importante para iniciarlo en el camino de las letras que le abrirán el mundo de la cultura propia y de otras tierras.

Imagen de eresmama.com en Pinterest

Logrará en gran medida, ampliar el vocabulario que necesita para nombrar el mundo que lo rodea.

Texto de: Maribel Rufino, coordinadora de Formación de IBBY México, asociación civil mexicana que desde hace más de cuatro décadas impulsa la formación de comunidades de lectores.

Editado por Tania Lara para Kena.com

La lectura es un hábito feliz, lee aquí cómo provocarlo

Comparte tu opinión