De abuela, de la tía, de cuando se casó, o cuando la compró… estas son las tiaras más notorias de Europa, y ellas saben cómo llevarlas.

 

¿No te da curiosidad conocer las joyas reales? Unas son muy antiguas, otras te harían llorar con tanto brillo, y otras dicen a gritos: “yo soy de ella”, pues llegan a formar parte de la identidad de su portadora, como la Tiara de la Princesa, de Doña Letizia; o las fabulosas diademas que el Príncipe Alberto de Mónaco ha obsequiado a su esposa, Charlene.

Pero cual historia de cuentos de hadas, vamos a comenzar contándote todo sobre las joyas de la realeza británica. 

 

Inglaterra

 

  1. Tiara Vladímir
La reina Isabel con la Tiara Vladimir, con las perlas en medio de cada círculo.

La reina Isabel con la Tiara Vladimir, con las perlas en medio de cada círculo. Foto vía Retratosdelahistoria.blogspot.

Ésta es una pieza que originalmente perteneció a María Pávlovna, Gran duquesa de Rusia, Tía del zar Nicolás II de Rusia; y que, cómo todo lo que quedó de la corte de los zares, estas joyas dieron un largo viaje antes de terminar el las manos de María Teck -Reina Mary-, reina consorte de Jorge V de Inglaterra. Esta se las compró a la hija de la Gran Duquesa, en 1921, después de que la Pávlovna la recuperara, porque para poder sacarlas del país durante la revolución, fueron encargadas al cuidado de un diplomático sueco que las sacó del Palacio Vladímirski, aunque no lo creas, en una misión secreta.

La tiara es una banda gruesa de 15 círculos entrelazados con diamantes incrustados, dentro de los cuales cuelgan perlas incrustadas, que a veces intercambian por esmeraldas; como también puede ser vista sin ellos, gracias a la intervención de los joyeros de Garrard & Co. por insistencia de la Reina Mary. Es una de las tiaras que más usa la Isabel II para actos solemnes, cómo cuando la Reina cuando visitó a Juan Pablo II en el Vaticano.

 

  1. Tiara de la Reina Mary
La reina Isabel con la Tiara de la Reina Mary.

La reina Isabel con la Tiara de la Reina Mary. Foto vía Vanitatis.

También conocida como Granny’s tiara, fue un regalo de boda la Reina Mary a Isabel II, cuando se casó con el duque de Edimburgo en 1947. Incluso puedes escuchar que la llamen “Tiara de las Damas de Gran Bretaña e Irlanda”, porque las jóvenes de estas naciones se le obsequiaron a los duques de York por sus bodas en 1893, con el tiempo serían los reyes Jorge V del Reino Unido y la reina María de Teck -Mary-. Es una hilera de flores de lis enfrentadas entre si, que terminan en una punta de diamante, y la conforman en total 9. Originalmente eran perlas, pero así como se cambian por diamantes, la reina a veces la usa sin nada en las puntas.

 

  1. Tiara Birmana de Rubíes
La reina Isabel II con la Tiara Birmana de Rubíes. Foto vía Pinterest.

La reina Isabel II con la Tiara Birmana de Rubíes. Foto vía Pinterest.

Ésta es una de las piezas más nuevas de la colección de joyas de Isabel II, hecha por Garrard & Co. en 1973. La piedras eran también de la colección de la reina, que fueron un obsequio del pueblo birmano por su boda, y su numero representa la cantidad de enfermedades puedan afectar al cuerpo humano, para proteger a la soberana en la salud de cualquier mal; ya que ellos atribuyen a esta hermosa piedra la capacidad para prevenir dolencias.

El diseño de la tiara está conformado por rosas rojas, con racimos de rubíes y oro que forman el centro de cada flor mientras que los diamantes y plata forman los pétalos. Un total de 96 diamantes tiene la tiara, que fueron obsequiados por Nizam de Hyderabad, también por su boda con el Duque de Edimburgo.

 

  1. Diadema Diamante
Diadema Diamante de Inglaterra. Foto vía Bibliotecapersonal.blogspot.

Diadema Diamante de Inglaterra. Foto vía Bibliotecapersonal.blogspot.

También conocida como la Diadema del estado o de Jorge IV, no esta la última por ser la menos importante, de hecho es la diadema que Isabel II usó en la procesión del día de su coronación, al igual que la Reina Vitoria el siglo anterior. De hecho, fue realizada en 1820 para que el rey Jorge la luciese durante su traslado a la Abadía de Westminster antes de ser coronado. Es la más simbólica de la realeza inglesa, su diseño abierto tiene ocho florones, cuatro con forma de cruz patada y otros cuatro formados por los emblemas vegetales de los territorios que integran el Reino Unido: la rosa heráldica por Inglaterra, el cardo por Escocia y el trébol por Irlanda. Esta pieza incluye 1333 diamantes que pesan 325.75 quilates (65,15 g), y 169 perlas a lo largo de su base.

 

  1. Tiara Fringe
La reina Isabel II y la princesa Ana, cada una en sus respectivas bodas con la Tiara Fringe. Foto vía Hola.

La reina Isabel II y la princesa Ana, cada una en sus respectivas bodas con la Tiara Fringe. Foto vía Hola.

Es una de las preferidas de la soberana británica porque tiene un significado muy especial para toda la familia. No sólo fue la elegida por la reina Isabel II para su boda con Felipe de Edimburgo en 1947, sino que su hija, la princesa Ana, también se casó con la preciada diadema en 1973 cuando contrajo matrimonio con el capitán Mark Phillips. La tiara, compuesta por 60 barras verticales, forma un perfecto sol, por eso también lleva el nombre de Sun Ray, y fue creada en 1830.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte tu opinión