La lavanda tiene muchas propiedades para el uso personal. Esa plantita morada  puede hacer mucho por ti y por tu hogar también.

Se puede usar de dos formas, como infusión, té o gotitas preparadas para beneficios personales o para mejorar el ambiente en tu casa, oficina o donde te encuentres.

Lavanda: beneficios personales

  • Alivia el estrés, la ansiedad y el insomnio. Puedes usarla como infusión o mandarla a preparar en gotitas.
  • Sirve como tratamiento natural para personas hipertensas.
  • Si colocas aromáticos en tus almohadas, antes de dormir, puede mejor el funcionamiento del sistema nervioso.

Lavanda: beneficios externos

  • Elimina bacterias como: la tricomona, infecciones vaginales, flujo vaginal, candidiasis, etc.
  • Alivia dolores lumbares, torticolis, dolores de cabezas y pies.
  • Para las personas que sufren de caidas de cabello, un baño de lavanda podría ser la solución.
  • Mejora la digestión. La recomendación es tomar infusiones entres comidas.

Propiedades de la lavanda

  • Es antiséptico natural, con dos gotas de lavanda se disminuye el sangrado en una herida, la limpia y evitará alguna infección.
  • Tiene propiedades antinflamatorias, excelente para mejorar lesiones, esguinces entre otros.
  • Actúa como relajante en el sistema nervioso central, disminuyendo el estrés, la ansiedad y el insomnio.
  • Es antioxidante.
  • Es antivírica y antibacteriana. Ayuda en casos de bronquitis, gripe, resfriado común.

Si preparas un aromático con esta planta, podrás disfrutar de un espacio lleno de paz, libreando la pesadez del hogar y oficina también. ¡De que vuelan vuelan, pruébalo!

No está de más tener lavanda en casa, y disfrutar de sus beneficios en todas sus presentaciones.



LEER MÁS SOBRE: ACEITE DE COCO: COSAS QUE PUEDES Y NO PUEDES HACER CON ÉL

Comparte tu opinión