El 10 de mayo es un festejo de orden nacional, relevante, importantísimo y aunque en muchos lados no es oficial, es más celebrado casi que la Navidad o el día de la Independencia en México. Para quienes nos estamos quedando en casa, haciendo gala de la sana distancia, este Día de la mamá, en cuarentena por la pandemia, nos supone todo un reto.

Si vivimos con ella

Quienes viven con sus mamacitas chulas, pueden hacer uso de mil y un formas creativas para festejarlas excluyendo el típico restaurante abarrotado.

Desde pedir un envío de flores, prepararle el desayuno y llevarlo a su cama, cantarle las mañanitas (si tienes el don del canto, si no pon la grabación de Pedro infante o del Potrillo), pedir a domicilio la comida de su restaurante favorito o hacerle un riquísimo spa casero… la creatividad es infinita en este caso.

Pero, si no vivimos con ella, ¿qué hacemos, la visitamos?

Si algo nos está enseñando la pandemia es dos cosas (por decir poco, ¡eh!): valorar nuestros afectos y hacer gala de una creatividad antes inexplorada… además de trabajar en el don de la paciencia. ¿O no?

Así que esta vez te sugiero que regreses al sentido del festejo del Día de las Madres. No es la comida familiar ni las mañanitas ni el regalo y esta vez ni el abacho-besho (aunque todo eso es lindo lindo). El sentido es reconocerla, agradecer a la vida contar con ella y valorar todo lo enorme y lo que ha hecho por el bienestar de nuestra existencia. ¡Y decírselo!

Yo sé que nos gustaría verla, que nos valiera gorro la sana distancia y correr a sus brazos a festejarla. Te pasa a ti, a mí a muchos. Pero esta vez se nos ha indicado que cuidarse uno es cuidar a todos, aunque eso signifique replegarse por esta vez y hacer uso de las tecnologías disponibles.

Sin paranoias ni rigidez pero con mucho amor y fe. Esta vez que sea diferente, único, pero no por ello menos amoroso… además toca en domingo (sin pretextos). Al contrario, esos sentimientos están intensificados en la pandemia y es muy importante manifestarlos… ¡y recibirlos! Se siente el triple de intenso.

Así estamos logrando festejar los cumpleaños, las reuniones, la escuela, las fiestas del fin, las clases del gym ¡¿cómo a la mamá darle menos que eso!?

Compártenos en los comentarios tus ideas, imágenes y mensajes para festejar este Día de la Madre desde el confinamiento de la cuarentena.

¡Felicidades mamás!

Les dejo otras notas para festejar a mamá en cuarentena: ideas para regalos y cómo hacerle un emotivo video.

Comparte tu opinión