Si bien el medio ha contado con otra modelo de talla grande en sus publicaciones, Ashley Graham, esta vez Tess Holliday será la protagonista de la portada del último número de la edición británica de la revista Cosmopolitan, que aparecerá en octubre, pero ya fue divulgada.

La modelo de tallas grandes, de 33 años, escribió en su cuenta de Twitter que se siente muy feliz por aparecer en la revista y agradeció a Cosmopolitan por esta oportunidad. 

“Si hubiera visto un cuerpo como el mío en esta revista cuando era una niña, eso me hubiera cambiado la vida”, dijo la modelo.

«Phew, soy literalmente una chica Cosmo!! No me puedo creer que esté diciendo esto. Gracias @CosmopolitanUK por esta increíble oportunidad. Si hubiera visto un cuerpo como el mío en esta revista cuando era una niña, eso me hubiera cambiado la vida», redactó la modelo quien pasó toda su vida mirando la revista, pero sin imaginarse que una mujer con su figura protagonizaría una «cover».

En la entrevista, la modelo habla del #metoo, la falta de diversidad en la industria y cómo ella finalmente llegó a amarse a sí misma.

Pero la foto de Holliday que aparece en la portada de la revista se volvió viral y desató una tormenta de comentarios en las redes sociales. Algunos expresaron su apoyo a la nueva visión de la revista.

“Creo que esta es la primera vez que veo el cuerpo completo de una mujer gorda en la portada de una revista Y ES BUENO”, dijo uno de los usuarios.

“Este es el primer número de Cosmo que he querido comprar en mucho tiempo. ¡Te ves increíble! ¡Por favor, más de esto en las revistas del Reino Unido! Queremos que todas las mujeres salgan en sus portadas”, escribió otro.

Al mismo tiempo, algunos usuarios expresaron indignación, afirmando que la foto de la mujer promueve la obesidad.

Ante esta avalancha de comentarios, la cuenta en Instagram de la revista publicó un articulo en respuesta a estos comentarios.

«Por qué los comentarios a nuestra sesión de Tess Holliday prueban que esta es la portada de la revista que todos necesitamos».

La modelo de 120 kilos y 1,65 m de estatura está acostumbrada a lidiar con las críticas y no se corta a la hora de responder a sus ‘haters’ en las redes sociales, donde muchos la culpan de fomentar a la obesidad con sus fotos y comentarios. No es la primera ‘cover’ que la californiana protagoniza, es más, el pasado junio fue también portada del primer número de una revista de ‘fitness’ que le ha hecho tener que dar explicaciones a sus ‘followers’ sobre su estado de salud, afirmando que «todo está en orden».

«Ahora estoy en lo más fuerte que he estado en mi vida y me costó ser la más fuerte para finalmente amarme a mí misma», compartió.

Con 1,6 millones de seguidores en Instagram y un contrato de modelo para arrancar, Tess ha tenido éxito donde muchos le dijeron que fracasaría, pero cree que todavía queda un largo camino por recorrer para la industria de la moda en general.

«He tenido personas que me dicen: ‘Cállate ya con tu diversidad. Ya lo has hecho’. Pero no estoy hablando de mí y de mi carrera. Estoy hablando de la tonelada de modelos que no tienen la oportunidad, porque no tienen tres millones de seguidores en las redes sociales «.

También te puede interesar: https://kena.com/estilo-plus-size-mujeres-que-aman-sus-curvas/

Comparte tu opinión