Las tartas de letras decoradas o monogram cake son la tendencia de 2018. ¡Y llegaron para quedarse!

Fueron creadas originalmente por Adi Klinghofer (@adikosh123).

Lo mejor de estas tartas es lo llamativas que son, su espectacular belleza y, sobre todo, ¡lo fáciles y rápidas que son de hacer! Apenas necesitas unos pocos ingredientes y casi ninguna herramienta. Hoy vamos a enseñarte cómo hacerlas, te daremos las recetas y te dejaremos un video paso a paso para que puedas reproducirlas en tu casa sin ningún esfuerzo.

La receta

Si bien esta receta se puede hacer de muchas formas, la más usada parece ser con galletas de vainilla (las mismas que utilizamos para hacer galletas decoradas). No obstante, si tienes prisa o prefieres algo más ligero, puedes optar por utilizar una base de hojaldre o masa brisa (también llamada masa quebrada o sablé), que marida perfectamente con la crema y las frutas que añadirás para la decoración. Nosotras vamos a explicarte cómo hacerlo con una masa brisa casera, que es la versión que más nos gusta 🙂 

Para la crema, vamos a elegir una crema de queso suave, que no es muy dulce y también combina perfectamente con los sabores ácidos de la decoración.

Ingredientes para la masa:

  • 250 gr. de harina
  • 150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr. de azúcar glass
  • 2 yemas de huevo
  • 1 pizca de sal

Ingredientes para la crema:

  • 300 gr. de queso cremoso (Philadelphia o similar, NO light)
  • 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 pizca de sal
  • 100 gr. de azúcar glass o icing sugar
  • 1 cucharadita de vainilla

Ingredientes para la decoración:

  • Macarons, merengues, flores frescas, frutos secos, arándanos, fresas, frambuesas, gominolas… al gusto

La imagen puede contener: comida

Elaboración:

  1. Primero haremos la masa para la base de la tarta. Mezclamos la harina, la mantequilla, el azúcar glass, las yemas de huevo y una pizca de sal, amasándolos hasta obtener una masa lisa y compacta.
  2. Una vez tengamos la masa, la envolvemos en papel film y la dejamos reposar media hora en un lugar fresco y seco.
  3. Pasada la media hora de reposo, extendemos la masa sobre una bandeja preparada con papel de horno, con la ayuda de un rodillo. Debemos obtener una masa de aproximadamente medio centímetro de grosor.
  4. Con ayuda de un cuchillo bien afilado, tipo puntilla, y plantillas cortamos la forma de las letras o números que queramos utilizar. Retiramos la pasta sobrante y sin tocar las formas recortadas de la bandeja, las llevamos a la nevera 30 minutos (o al congelador 10 minutos) para que se enfríe muy bien la masa y no se deforme mucho al hornear.
  5. Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Una vez esté la masa bien fría, llevamos directamente al horno y horneamos durante 10-12 minutos (o hasta que se dore por encima). Cuando estén horneadas, sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  6. Para preparar la crema, te recomendamos hacerlo poco antes de servir. Así, evitarás que la crema moje la masa y la reblandezca. Ponemos en el bol de la batidora la mantequilla, la sal, el azúcar y la vainilla. Batimos ligeramente a velocidad mínima, sólo para integrar los ingredientes.
  7. Una vez hayamos batido un poco y veamos que se empiezan a integrar, paramos la máquina y añadimos el queso crema. Batimos una vez más, a velocidad máxima, 5 segundos, para integrar todo y que el queso no se corte. En cuanto pase el tiempo, paramos la máquina, bajamos la crema que haya quedado en las paredes del bol, y volvemos a batir 3 segundos más a velocidad máxima. ¡La crema está lista!
  8. Pasamos la crema a una manga pastelera con boquilla redonda ancha y procedemos a decorar nuestras letras y números.
  9. Colocamos una base de masa brisa sobre la bandeja y cubrimos la superficie con bolitas de crema (ver el video más abajo)
  10. Colocamos una segunda base de masa brisa por encima y de nuevo cubrimos la superficie con bolitas de crema. Después, añadimos las decoraciones que queramos: pequeños macarons, flores frescas, frutos rojos, fresas cortadas, rodajas de limón, bombones y pequeñas chocolatinas… ¡lo que se te ocurra!

Y con esto tendremos nuestra tarta lista para servir. En apenas media hora (o una horita, si contamos los tiempos de reposo y enfriado de la masa) tendremos esta maravilla preparada para disfrutar con nuestros seres queridos. ¡No me digas que no es súper fácil!

* NOTA: para mantener la fruta fresca y brillante, puedes pincelarla ligeramente con un poco de mermelada de albaricoque diluida, un poco de gelatina neutra o gel. Esta tarta debe ser refrigerada, no se puede mantener a temperatura ambiente. Una vez la tengas lista, consérvala en la nevera hasta 24 horas, pero ten en cuenta que cuanto más tiempo pase con el frosting sobre la masa, más se reblandecerá. Si quieres conservarla ligera y crujiente, lo mejor es que la sirvas lo más rápido posible una vez esté preparada.

El video

En este video de SugarGeekShow podrás ver todo el proceso paso a paso, desde cómo estirar y recortar tu masa, hasta cómo decorar la tarta. ¡Que lo disfrutes!

Cream Tart Tutorial

I get such a rush when I figure out a new thing 😀 Cream tart tutorial is officially up! If you like it, please share!Full recipe and tutorial: https://sugargeekshow.com/news/cream-tart-tutorial/Pin that sucker! https://www.pinterest.com/pin/66780006959364913/

Posted by Sugar Geek Show on Tuesday, January 16, 2018

 

A continuación, te dejamos una breve galería de fotos (extraídas de la cuenta de Instagram de @adikosh123) para inspirar tu propia tarta:

 

Tartas de letras decoradas Tendencia 2018

Con información de https://escueladetartas.com