Nadie en este mundo deber ser esclava de un amor que no es correspondido y es muy valido alejarse de aquellos que solo roban energías y se dedican a darnos las migajas de su tiempo.

1.

Créele cuando dice que “no eres tu” y sal corriendo, porque de verdad el problema es él: no se compromete, no sabe lo que quiere, y es una persona con inseguridades que no lo dejan avanzar.

2.

Te lo dijeron muchas veces “es un cabrón” pero decidiste seguir. ¿Ya estás ahí, enamorada y con una vida de lagrimas y peleas? es momento de buscar ayuda profesional y dejar de  buscarle más de cuatro patas al gato. Ir con un profesional te ayudará a detectar focos rojos y correr cuando sea necesario.

3.

No te aferres al pasado ni a un futuro incierto. Muchas de las veces nos cuesta superar a una persona y no por el hecho de que no esté presente, si no porque volteas hacia delante y todos los planes que habían hecho juntos se esfumaron.  Es ahí cuando te aferras a una idea utópica en el que él vuelve renovado para darle play a la película y la verdad es que el jarrón roto nunca será igual y siempre habrá partes con huecos que nunca pudieron pegar, en resumen les dejo una frase de una gran amiga «La chancla que tiro no la vuelvo a levantar».

4.

Se sincera contigo, quítate la venda de los ojos y no te enamores de un cabrón, ponle nombre a cada uno de los sentimientos, ayuda a saber manejar situaciones que no hacemos consientes hasta que nos atrevemos a ver las cosas como son, si sientes miedo, enojo, tristeza, coraje ¡Dilo! Y aprende a identificar qué es lo que no te gusta y suelta, pero sobre todo no te pierdas en el camino, no olvides quien eres por darle tu atención a alguien más- perdona y avanza- eres la única persona que puede hacer brillar tu mundo y por favor, no te enamores de un cabrón y aprende que  «cuando el río suena es porque agua lleva».

 

 

Comparte tu opinión