A todos nos gusta dar órdenes y que se cumplan nuestros más mínimos deseos a la voz de ¡ya!, pero en el terreno sexual…¿cuál papel te gusta jugar más?

En la actualidad tener el mando y dominar, no significa de quien tiene más fuerza o es más poderoso, se trata de aquella persona que es más inteligente y audaz para lograr aquello que trae en mente.

Si lo analizas bien, en todo siempre buscamos tener el mando, por ejemplo, en el trabajo, algunos jefes aprovechan su puesto para que sus empleados se dediquen a rendirles pleitesía o también entre familia, los hermanos, siempre quieren ocupar el lugar predilecto de mamá y que se haga lo que ellos quieren, pues así también lo es en las relaciones amorosas, donde existe la lucha de dominar o ser dominado, ambos papeles son buenos, de hecho especialistas afirman que se requiere, en ocasiones, tener y ceder la batuta de poder para equilibrar nuestros sentimientos y emociones.

En el terreno femenino, muchas mujeres aman sentirse dominadas. Les gusta sentir que las dominan con besos, caricias, con esa seguridad de tomar la iniciativa y hacerlas suyas, todo eso (y siendo sinceras) a muchas nos encanta. Pero ¡abusadas!, dominar no sólo es un tema que deben de manejar ellos, a nosotras también nos gusta sentir que llevamos las riendas, de hecho a muchas mujeres les emociona y excita decidir cómo tener sexo porque puede llegar a ser realmente divertido, erótico y seductor.

En las relaciones amorosas, estas cuestiones, llegan a ser una lucha de poder por ver quien “lleva los pantalones” pero en esta batalla deben de encontrar un equilibrio y ver cuáles son sus campos de dominio, para que así el deseo, la pasión y los juegos fluyan y logren una relación satisfactoria.

En una relación de pareja, dominar o ser dominado, se llega a convertir en un reto para enfrentar la realidad de sus impulsos y deseos. Pero ¡calma! Lo que tienen que hacer es platicar para llegar a acuerdos. Hagan negociaciones en la cama y gocen intercambiando los papeles de mando.

Como lo mencioné, las mujeres disfrutamos enormemente sentirnos dominadas, la mayoría desea que sus parejas les den una buena dosis de besos y caricias y muchas tienen como fantasía que su pareja las amarre, las tomen por la fuerza, que tengan sexo con ellas como si no las conocieran, que no les pidan permiso para tomarlas, etc.

Si crees ser una mujer que gusta de dominar, checa los siguientes tips para saber si gustas de llevar este papel en la cama:

  • La mayoría de las veces eliges el lugar para tener sexo.
  • Le indicas el momento para que se ponga el condón o tomas pastillas anticonceptivas.
  • Eres independiente y no temes andar sola por la noche en la calle.
  • Te gusta hablar de la experiencia sexual con la que cuentas.
  • Gustas de usar lencería muy sexy.

En la actualidad, hombres y mujeres podemos dominar y sentir el poder, ambos trabajamos y estamos en la constante búsqueda para conseguirlo, sólo hay que encontrar el equilibrio para que funcione y no llegar a los extremos.

En conclusión, si dominas o te dejas dominar ¡disfrútalo!, ambos papeles son excitantes, lo importante es dejarse llevar, cachondearse y vivir plenamente tu vida sexual.

¡Mucha suerte!

Twitter: @angiegama

Angie Garcia Maldonado