A veces sentimos que el tiempo pasa muy rápido y los días no nos rinden ante las cosas que queremos, y debemos, hacer. Decimos estar siempre «ocupadas», incluso para divertirnos, pero no alcanzamos a terminar nuestras actividades.

Recuerda, para iniciar debes conocer e identificar las causas de tu desorganización: horarios complicados, desmotivación o dificultades para hacer determinadas labores. Una vez las reconozcas todo será más sencillo para ti.

Lo bueno es que, como todo, tiene solución y por eso tenemos para ti 5 formas para organizar tu vida.

  • Rellena un calendario: anota aquellas actividades que tienes planeadas realizar. Incluye tu horario laboral, de clases, de ejercicios, tus citas con el doctor y eventos (cumpleaños, bodas, reuniones, etc).

Existen muchas apps web y móviles que te ayudarán a llevar una vida más organizada. Fantastical 2, Calendars 5, DigiCal, Google Calendar, Outlook y Sol Calendar son algunas de las aplicaciones que puedes llevar siempre contigo a través de tu smartphone.

  • Carga una agenda: refuerza tu calendario anotando en una agenda las actividades diarias a realizar. Utiliza distintos colores para identificar por «categorías» tus tareas, por ejemplo, verde para las visitas al médico; rojo para las acciones muy importantes, etc. Anota todo, así evitarás que se fuguen esas ideas brillantes y que no olvides el compromiso que recién adquiriste. Recuerda llevarla siempre contigo, de esta manera tendrás un soporte de todo lo que tienes por hacer.

Ever Note, Awensome Note y Do It Tomorrow podrán servirte para gestionar tu agenda.

  • Haz una lista: de esta manera harás más digerible todas las cosas que debes hacer. Crea una lista diaria de tus actividades, inicia por las que requieren mayor esfuerzo o dedicación, esto servirá para motivarte. Coloca tu lista en un lugar visible y haz ‘check’ conforme termines tus labores.

También puedes descargar algunas de estas apps para hacerlo más fácil: Wunderlist, Nozbe, Teux Deux y Things.

  • Deja de procrastinar: ya no postergues más aquello que tienes que hacer. Enfócate en realizar tus actividades. Coloca un cronómetro o alarma, trabaja durante 15 o 20 minutos en alguna cosa, luego para, descansa un poco y luego continúa. No te dejes seducir por las distracciones, concéntrate y podrás culminar aquello que estuviste evitando hacer.

  • Deja de agobiarte: enfócate en priorizar, aprende a decir que no cuando conoces que no puedes o no tienes tiempo para realizar alguna labor, es mejor ser sincera contigo misma y con los demás, antes de asumir una responsabilidad que no podrás cumplir y que te torturará. Hacer demasiadas cosas al mismo tiempo hará que difícilmente culmines alguna y te hará sentir desorganizado. Recuerda, delegar actividades es sano y positivo.

Comparte tu opinión