¿Te sientes cansada más de lo habitual cuando subes escaleras?  Si tu respuesta es “sí” podrías estar  perdiendo masa muscular y esto sucede más a menudo de lo que puedes pensar.

“Tenemos más de 600 músculos en el cuerpo, lo cual representa alrededor del 40% de nuestro peso, es decir casi la mitad de tu cuerpo”, explica la Dra. Mafalda Hurtado, Directora Médica en Abbott.

La especialista también explica que “mientras que el envejecimiento es natural, la pérdida de masa muscular no lo es e impacta de manera directa en la movilidad, la fuerza y los niveles de energía, el sistema inmune e incluso en la función de los órganos”.

Como los músculos están intrínsecamente ligados a muchos sistemas, una investigación publicada en la revista de Medicina para Cuidados Post Agudos y a Largo Plazo, señala que el estado de la masa muscular de una persona es un mejor signo de la salud en comparación con el Índice de Masa Corporal.

Imagen de Vitónica

Imagen de Vitónica

¿Cuáles son los riesgos de perder demasiada masa muscular?

Si bien la pérdida muscular es común a partir de los 40 años, o al padecer alguna enfermedad crónica, también es una alerta de que tu salud podría estar en riesgo:

  • Caídas: Las caídas y fracturas son una de las principales causas de lesiones y muerte entre adultos. En México, son el 30% de la causa de muerte en las personas mayores de 65 años.
  • Movilidad: La pérdida de fuerza puede limitar la movilidad, resultando en una pérdida de nuestra independencia.
  • Peso: La masa muscular es el mayor determinante individual de la tasa metabólica, o de cuántas calorías quemas por día.
  • Salud cardíaca: Nuestro corazón es un músculo y la pérdida muscular puede impactar en nuestra salud cardiovascular.
  • Resistencia a la insulina: Los músculos utilizan la glucosa en la sangre como combustible. La pérdida muscular puede aumentar el riesgo de resistencia a la insulina.
  • Complicaciones hospitalarias: Los pacientes con un porcentaje de masa muscular baja son propensos a sufrir lesiones por presión, infecciones y a menudo no pueden completar tratamientos físicamente exigentes como la quimioterapia.
  • Problemas respiratorios: Para las personas con complicaciones respiratorias, la pérdida de masa muscular puede llevar a mayores complicaciones.
  • Esperanza de vida: Una mayor proporción entre músculo y grasa se relaciona con una mayor longevidad en adultos mayores.

Llevar una dieta balanceada y una rutina de ejercicio te ayuda a mantenerte activo y fuerte, para que puedas seguir haciendo lo que más te gusta.

Información sugerida por Abbott.



LEER MÁS SOBRE DIETA SALUDABLE EN TIEMPOS DE CUARENTENA

Comparte tu opinión