Existen muchos motivos para aventurarte a tener una tortuga en la casa. Este animalito es una gran opción como primera mascota de sus hijos. Pero, ¿conoces cuáles son los cuidados básicos?

No te preocupes, acá te diremos todo lo que debes saber para tener una tortuga de agua en el hogar.

Acondicionar su propio espacio o hábitat

Todos los seres vivos quieren tener su espacio propio para vivir, las tortugas no son la excepción, estas necesitan tener su propio hábitat o espacio, que puede ser una pecera o un terrario.

¿No tienes idea de cuál es la idónea?, bueno estas deberá cumplir con las siguientes exigencias:

  • Una piscina con profundidad suficiente para que puedan nadar tranquilamente, amplia para que no choque y se lastime con la decoración que esta pueda tener.
  • Una parte seca que le sirva para descansar, esta debe estar por encima del agua.
  • Lo importante del terrario es que la tortuguita tenga espacio para andar, así que ten en cuenta el tamaño que tenga ella.

Un dato importante, la higiene del agua debe ser constante, esto para que nuestra mascota no contraiga una enfermedad. También puedes optar por adquirir una mochila o un sistema de filtros en tu tienda de mascotas y olvidarte de limpiar el agua.

Y por último (pero no menos importante) los accesorios para acondicionar su hábitat. Puedes colocar elementos como plantas, castillitos, palmeras, en fin, lo necesario para que sea bello y muy original.

Cuidar su alimentación

La mejor opción es adquirir el alimento para tortugas convencionales que venden en las tiendas de mascotas. Sin embargo, puedes incluir en su alimentación: pescado crudo y con poca grasa, vegetales, grillos, larvas e incluso insectos pequeños.

Eso sí, es mejor consultar a un especialista de lo que puede comer tu tortuga. También es necesario alimentarla de acorde a su tamaño, es decir, si tienen un tamaño pequeño las alimentarás una sola vez al día y si por el contrario son grandes, lo harás tres veces por semana.

Un pequeño consejo práctico, retira toda la comida sobrante del terrario para evitar que se ensucie en exceso.

No olvidar la temperatura y la luz solar

Este punto es importante para evitar que nuestra tortuga se enferme, es por eso que debemos saber que:

  • El agua no debe estar ni muy fría, ni muy caliente. La temperatura debe estar entre unos 26ºC y 30ºC.
  • Pon atención en que la temperatura del agua no varíe demasiado con la temperatura del ambiente, ya que un cambio brusco no es bueno para ella.
  • Bajo ningún concepto debemos hacer que aguanten temperaturas inferiores a 5 grados o superiores a los 40, ni ubicarlas tampoco en lugares donde haya corrientes de aire.
  • Deben recibir luz solar. Si no encuentres una buena posición para que al acuario le dé la luz del sol puedes optar por comprar una lámpara que simule el efecto y que apunte hacia su pequeña isla o tramo de tierra seca en el acuario.

Como podrás ver, tener una tortuga como mascota es cuestión de amor y responsabilidad, para brindarle un hogar a este animalito. Así que ¡anímate!

LEER MÁS: ¿ESTOY PREPARADA PARA ADOPTAR UNA MASCOTA?: TODO LO QUE IMPLICA

Comparte tu opinión