No postergues más las decisiones saludables para cerrar un año e iniciar otro con buen pie. Cambia las energías y el ritmo de tu vida con excelentes decisiones ¡para ti!

Más allá de cerrar un año, diciendo mantras de desapego y recibir uno nuevo, comenzando una rutina estricta de ejercicios y “dietas saludables”, es primordial que cambies el chip desde ¡YA! Es hora de comenzar el cambio.

Propósitos para año viejo: ¿para qué esperar hasta enero?

  • Elige muy bien la actividad que quieras realizar: si estás decidida a practicar un deporte o alguna actividad extra, asegúrate que puedas dedicarle el tiempo y la disciplina que amerita.

No es la idea pensar “si no me gusta la dejo”, así estamos empezando mal…

  • Invierte en la decisión: Si deseas ver resultados rápidos para no tirar la toalla, es necesario invertir en profesionales; es decir, consulta a un nutriólogo que te asigne la dieta más adecuada para tu objetivo, ya sea aumentar o bajar de peso.

Cuando ya recibas esta asesoría, piensa en la posibilidad de coach. Será mucho más fácil  pactar el compromiso y continuar motivado.

  • Comienza a tomar colágeno: cuando pisamos entre los 25 y 30 años de edad, nuestro cuerpo disminuye la producción de colágeno. En este sentido, no está de más que decidas tomar suplementos que lo contenga.
  • Pescado en Diciembre Para darle continuidad a la onda del cuidado antes de empezar año nuevo, tenemos un tips que seguramente no sabías, “diciembre es el mes del pescado.”

Así como se lee. Justamente el pescado contiene todos los componentes que tu cuerpo necesita para estar y sentirte saludable.

La idea es elegir platillos que si valgan la pena romper tu dieta. ¡Sin remordimientos ni culpas! Por ejemplo, una ensaladita de atún, un buen pescado al horno acompañado con papas al vapor o una rica sopa de mariscos, podrían ser la opción.

No olvides que el líquido que ingieras, “te define” por lo tanto, evalúa lo que bebes “más agua menos refrescos o bebidas alcohólicas.” (Aunque se vale una de vez en cuando entre amigos.)

  • APRENDE A DECIR “NO”. Recuerda que no estás obligado a aceptar cuanta botana, bocadillo o postre te ofrecen en las fiestas. Puedes negarte con toda cortesía.

Información ofrecida por: GNC


LEER MÁS SOBRE:RITUALES PARA RECIBIR EL NUEVO AÑO POR TODO LO ALTO

Comparte tu opinión