Con todo este boom de la vida en línea, se ha desatado una ola de estafas en muchas partes del mundo. Lamentablemente, los adultos mayores son las personas más expuestas para caer en este tipo de negociaciones inciertas. ¡Hay que estar alerta por ellos!

IR DE COMPRAS SIN ENTRAR EN PÁNICO, ¡CLARO QUE SE PUEDE!

Protege a los abuelitos de los fraudes de cyberdelincuentes

  •  Eliminar cualquier correo que pueda parecer sospechoso o del que no se conozca el origen, sin abrir datos o información adjunta, ni acceder a sus enlaces.
  • Evitar las cadenas de mensajes, ya que éstas son fuente de correo basura (spam) y un modo de recopilación de direcciones de correo electrónico, fuentes potenciales de robo de identidad.
  • No dar clic en los enlaces emergentes, si se quiere ingresar a un sitio, siempre es más seguro teclear la dirección directamente en la barra de direcciones de la computadora.
  • Simplemente decir «¡No!» Se debe ser perspicaz al proporcionar información personal en línea, ya sea en plataformas sociales, registros de correo electrónico, encuestas y aplicaciones.

El hecho de que un sitio web solicite cierta información no significa que sea necesario proporcionarla. Lo mismo pasa con esas aplicaciones y juegos “divertidos” de redes sociales que aparecen en el feed y atraen para hacer clic; muchos están diseñados para recopilar la información necesaria para armar su rompecabezas de identidad para los ladrones o hackers. Carecen de garantías y nunca vale la pena hacer clic.

  • Antes de introducir datos personales en una determinada página Web, asegurarse que se trata de un servidor seguro (la dirección de la página empieza por https, presencia de un candado en la barra de direcciones).
  • Se recomienda cambiar las contraseñas mínimo cada 6 meses y hacerlas largas mezclando letras, números y signos de puntuación, esto complicará el trabajo de estafadores.
Foto de Cottonbro en Pexeles

Foto de Cottonbro en Pexeles

Conocer las señales

Cuando hay sospecha de que alguien ya está usando nuestros datos, se puede notar:

1) Ofertas de tarjetas de crédito pre aprobadas que llegan por correo.

2) Agencias de cobranza llamando.

3) Avisos judiciales sobre facturas atrasadas. Si se sospecha que alguien está usando nuestra información personal para abrir cuentas, declarar impuestos o realizar compras, se debe denunciar al banco y a la Policía cibernética de la Comisión Nacional de Seguridad, entidad encargada de investigar ataques cibernéticos en México.

El robo de identidad no se trata solo de dinero. A veces se trata de acceso a servicios. Los delincuentes incluso han solicitado alquileres de apartamentos, hipotecas, trabajos y reembolsos de impuestos utilizando las identidades de otras personas.

Por último, pero no menos importante, es de suma importancia tener instalado en el ordenador un antivirus actualizado, además de contar con las últimas versiones del software de los programas de la computadora. Esto es extensible a smartphones y tablets.

Los antivirus se actualizan de forma periódica y contiene distintas operatividades como por ejemplo funciones que analizan las páginas de acceso para verificar que son seguras y no se roba la identidad.

“En época de pandemia, mantenerse conectado ha sido la solución a muchos problemas, pero el estar más tiempo en internet aumenta también los riesgos. Es de vital importancia para nosotros proteger a los sectores vulnerables como los adultos mayores. Hemos trabajado duro y estamos aquí para demostrar eso. Al instalar McAfee, el usuario puede tener la tranquilidad de saber que programas cuidan su identidad y la supervisión cibernética”, mencionó Concepción Pedrajas, Directora General Consumo y SMB para McAfee México.

FUENTE: McAfee.



4 CONSEJOS PARA SER UNA MASTER EN LAS COMPRAS EN LÍNEA

Comparte tu opinión