La mastectomía preventiva, es también conocida como “mastectomía prolifática o de reducción de riesgo”, esta consiste en la extirpación quirúrgica de uno o ambos senos. Las mujeres con altas posibilidades de padecer cáncer de mama, suelen realizar este tratamiento para prevenir o reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad.

El objetivo de esta intervención es retirar por completo el tejido de las mamas que está propenso al cáncer. Muchos médicos la consideran una buena alternativa, sobre todo para aquellas mujeres que ya han sido diagnosticadas o han estado bajo tratamientos para la enfermedad. La doble mastectomía reduce en un 90% la posibilidad de tener  cáncer de mama, sin embargo la mastectomía no es una decisión que se deba tomar a la ligera.

mastectomiapreventiva1

Esta práctica comenzó a escucharse mucho en los medios de comunicación desde 2013, cuando la actriz hollywoodense Angelina Jolie, anunció que se había sometido a esta operación con el fin de reducir las posibilidades de desarrollar un cáncer, debido a sus antecedentes familiares. Es importante saber que existen 4 tipos de mastectomías y se clasifican de la siguiente manera:

  • Mastectomía subcutánea: esta corresponde a la extirpación de toda la mama, pero deja en su lugar el pezón y la areola (el círculo pigmentado alrededor del pezón).
  • Mastectomía total (o simple): en este caso se extirpa toda la mama pero no los ganglios linfáticos debajo del brazo.
  • Mastectomía radical modificada: en esta intervención se extirpa toda la mama y la mayoría de los ganglios linfáticos que están debajo del brazo.
  • Mastectomía radical: corresponde a la extirpación profunda que incluye los músculos pectorales, así como la mama y los ganglios linfáticos axilares. Antes esta cirugía era muy común, actualmente se ejecuta muy poco.

mastectomiaangelina

Las mujeres que poseen los genes BRCA1 o BRCA2, una mutación genética que aumenta las probabilidades de tener cáncer de mama, pueden realizarse una mastectomía preventiva. La Sociedad de Cirugía Oncológica recomienda que únicamente se practiquen este procedimiento pacientes que estén propensas en gran medida por su historial familiar a desarrollar el cáncer, con mutación BRCA o sufrieron de la enfermedad en alguno de sus pechos.

La institución sugiere que la mastectomía preventiva sea considerada luego de haber recibido un buen e intenso asesoramiento, genético y psicológico, ya que este procedimiento conlleva a un gran impacto emocional y se puede llegar a sufrir de una fuerte depresión luego de la cirugía. También se propone la opción de una cirugía reconstructiva para quienes deseen realizarla posteriormente a la mastectomía.

Las mujeres que no deseen someterse a la intervención preventiva, deben asistir con su doctor y evaluar las opciones médicas que se les ofrece. Recordando que la mastectomía es un tratamiento sugerido para féminas con un alto índice de riesgo de desarrollar cáncer de mama.
mastectomia-preventiva

Comparte tu opinión