Conoce todo lo que seguramente no sabías sobre el síndrome de la oficina enferma y toma previsiones al respecto para que puedas tener un trabajo 100% efectivo y productivo.

El Síndrome de la Oficina Enferma está vinculado con las actividades laborales. Principalmente surge en esas personas cuyo espacio físico laboral supera los 70 decibeles, con poca ventilación, presencia de luz, organización inadecuada, etc…

Por lo general, estas personas atribuyen los malestares o síntomas existentes a las malas posiciones al sentarse, a la silla, a los ordenadores, alfombras, entre otros. Pero no es realmente el meollo del asunto.

Según estudios realizados, los expertos afirman que para poder concentrarse es mejor trabajar en lugares 100% libres de basura, cosas acumuladas, contando con un orden adecuado y esencial para el desempeño laboral.

¿Cómo influye la limpieza de la oficina?

Date cuenta que si pasas muchas horas en un sitio de trabajo muy sucio, desordenado y oscuro, el trabajo no sale como se espera y, adicional a eso y de manera personal, los trabajadores pueden correr el riesgo de ser blanco de enfermedades y alergias continúas.

Si en tu lugar de trabajo hay alfombras y muebles tapizados es necesario que mantengas tu entorno limpio, ya que estos elementos acumulan polvo, lo que traerá consecuencias posteriores.

Si posees una biblioteca y abundan libros, papeles y carpetas, ¡organízalas! Es importante el orden a la vista para que puedan fluir las actividades laborales.

Síntomas del síndrome de la oficina enferma

  1. Dolor de cabeza.
  2. Afecciones respiratorias.
  3. Náuseas.
  4. Cansancio.
  5. Lesiones dermatológicas.
  6. Ronquera
  7. Sensación de sequedad en la piel. Vértigos.
  8. Dificultad de concentración.
  9. Conjuntivitis.

LEER MÁS SOBRE: SALUD MENTAL EN EL TRABAJO: PLAN DE ACCIÓN

Ahora que sabes estos datos, mantente alerta y trabaja en función para que tanto tu salud como tu vida profesional estén aptos y libres de malas influencias.