“TDAH”… ¿sabes qué significa? En este post te diremos todo lo relacionado con este trastorno y algunas sugerencias para trabajarlo.

¿Qué es el TDAH?

Estas iniciales se refieren al trastorno por déficit de atención e hiperactividad o, en palabras más sencillas, es una afección crónica que causa grandes problemas en la falta de atención, distracción, hiperactividad o comportamientos compulsivos.

¿Todos los niños puedes sufrir de este trastorno?

Te preguntarás ¿quiénes están más propensos a sufrir de esto? Según Dr. Michael Zaccariello, psicólogo de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, “los niños con padres o hermanos con TDAH tienden a correr más riesgo de presentar el trastorno que aquellos sin antecedentes familiares y lo mismo ocurre con los niños que sufren enfermedades complejas temprano en la vida”.

Aclaran también que los niños que nacen antes de tiempo pueden sufrir de este trastorno en mayor porcentaje, en comparación con otros.

TDAH

TDAH

Preguntas claves para alertarse:

  • ¿Se distrae el niño fácil y frecuentemente?
  • ¿Siempre está intranquilo?
  • ¿No piensa antes de actuar, pudiendo poner en riesgo su integridad?
  • ¿Perturban mucho la vida diaria estos problemas de falta de atención, de distracción, de impulsividad y de hiperactividad?

Si todo esto resulta positivo, es momento que pongas la salud psicológica de tu hijo en manos de un experto.

Pasos a seguir para la evaluación del TDAH en un niño:

  • Realizar un análisis médico para descartar otros problemas de salud, por ejemplo, auditivos o visuales, entre otros…
  • El especialista hablará con el niño y sus padres sobre todo lo que sucede. Es posible que se solicite una especie de informe, detallando los comportamientos del bebé.
  • Con base en esta información se indicará el proceso de terapia para cumplir a cabalidad y lograr la mejoría exitosa en el paciente.

Sin embargo, el exceso de energía no está siempre relacionado con el trastorno. Todo niño, por su naturaleza, siempre tendrá ganas en exceso de querer correr, saltar y brincar. Pero si aún tienes dudas, no está de más una evaluación médica y despejes sospechas.

LEER MÁS SOBRE: SI LOS NIÑOS SE PINTARAN LAS UÑAS

 

Comparte tu opinión