Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

A días de terminar el año y con éste una década, aun nos quedan algunos asuntos pendientes en el hogar y con la vida, que de llevarlos a cabo, nos harán comenzar libres el 2020, con mejores bríos y por la puerta grande la siguiente era. No te preocupes, son sencillos y sobre todo: ¡muy muy muy liberadores!

1. Escombra tu clóset

No sé a ti, a mí seguro y casi a toda cuánta amiga pregunto (excepto las que tienen severos problemas de apego y acumulación), liberar espacio en el clóset, devolver el orden, sacar todo lo que ya no usas, tirar lo viejo, regalar y donar a quienes van a darles mejor uso y sobre todo, esta sensación de haber liberado energía, es una actividad importante para la vida, no sólo de limpieza sino que hasta es terapéutica. Si ya te gustó, avanza hacia la alacena, la bodega, el escritorio… ¡Esencialismo baby! (Aquí más tips).

2. Acaba ese libro

Todo el año en tu buró y a penas avanzaste unas cuántas páginas antes de quedarte profudamente dormida, a menos que sea un tomo enciclopédico, dedícale una mañana o una tarde entera, pero sin parar. Hazte un té o un café, ponte cómoda, échate una frazada encima ¡y a leer! Por algo lo tienes como pendiente; ya sea el tema, la historia, el mensaje, déjate sorprender. Los libros son quienes llegan a nosotros. Pícate y verás como avanzas hasta terminarlo. Empieza uno nuevo este 2020.

3. Repara eso

Todos guardamos alguna prenda por zurcir, un electrodoméstico que componer, cuadros o fotos que enmarcar, la manualidad que dejamos a medias, el mueble al que le falta una manita de barniz… y así lleva en espera varias primaveras. Dale cran a ese alacrán, ¡ya!, si de plano ves que no lo haces ni esta vez, empieza libre el 2020, renuncia y da por cerrado ese proyecto, busca otro acomodo o deshazte del material en cuestión.

4. Escribe una lista

Vaciar la mente a través de un enlistado es una actividad que cada vez más terapeutas y profesionistas del bienestar recomiendan. ¿De qué? De lo quieras, pude ser en retrospectiva: de las cosas que agradeces de ese año o de la década; una lista de lo doloroso que dejas atrás (y quémala), o en prospectiva: de las metas por cumplir o tus deseos en la siguiente década. Aunque tengas las ideas revoloteando en la mente, «aterrizarlas» en papel verás las maravillas que genera.

5. Díselo

Sí, a esa persona que se te vino a la mente en cuánto leíste el encabezado de este último punto. Un perdóname, un te amo, un gracias, lo intentamos, te disculpo, me gustas, te dejo ir, te extraño, me gustaría... lo que sea que te lleva carcomiendo el corazón, la razón y el sueño pero no llevas a cabo en la vida real. Atrévete por una vez y busca el sí, la vida es tan corta. Expónte al rechazo, total, el no ya lo tienes, podría dar un giro tu vida.

P.D. Rituales para recibir el 2020

Y por último, para que no andes como cabra loca en la plena noche del 31 queriendo improvisar rituales o adornos que no preparaste. Prevé y haz las compras o recopilaciones necesarias, que si el borreguito en la puerta, que si lava las uvas, agarra de una vez la maleta y la escoba, si vas a purificar tu casa o darte un baño de flores, que si las lentejas, el color de los chones en fin… y si vas a regalar algo al respecto, con mayor razón.

¡FELIZ 2020!

Comparte tu opinión