Empecemos el año disfrutando de las bondades de la sal marina en tus baños.. Es un elemento clave (que seguramente desconocías) para reactivar las células de tu organismo y disfrutar de más vida y salud.

Desde hace mucho tiempo, la sal marina se ha conocido por sus increíbles propiedades. Antiguamente, bañarse en el mar era una idea excelente para optimizar nuestro organismo (y lo sigue siendo) pero ¿cómo hacer cuando no podemos ir a la playita?

La sal marina la venden en comercios exclusivo; es un material blanquesino y transparenten que cumplen una función fenomenal cuando tomamos baño con ellas (es como tener tu propia agua termal en casa). 

Este baño es poderoso, logramos crear un ambiente relajante y a la vez, logramos atender y sanar diversas molestias en nuestra salud. Podemos descifrarlo como ese baño terapéutico que limpia y desintoxica la piel. 

CHECA ESTE POST: PARA TU PIEL, ¿LA NATURALEZA ES LA MEJOR OPCIÓN?
Foto de Cottombro en Pexeles

Foto de Cottombro en Pexeles

Minerales de la sal marina:

Los minerales que se encuentran en la sal marina, son claves par ayudar a nuestro organismo. Pueden ser un gran aliado para ti.

Vamos a descubrir juntas los minerales que tiene la sal marina:

  • Magnesio: Mejora la hidratación de la piel, combate el estrés y hace más lento el envejecimiento de la piel.
  • Potasio: Ayuda a equilibrar la humedad en la piel y el cuerpo, lo cual ayuda a prevenir la retención de líquidos y contribuye a la nutrición de las células. También energiza el cuerpo y es un mineral crucial para reponer nuestro cansancio.
  • Calcio: Es eficaz para prevenir la retención de líquidos y aumentar la circulación, además puede fortalecer las membranas celulares.
  • Bromuro: Relaja los músculos del cuerpo.
  • Sodio: Ayuda a las células a retener nutrientes y expulsar los desechos.
  • Azufre: Es un desinfectante natural y es muy efectivo para combatir el acné.

¡Pero que maravilla! 

Un bañito con sal marina: beneficios asombrosos

Te desintoxica

El cloruro de sodio ayuda al cuerpo a eliminar las toxinas y los subproductos del metabolismo a través del sistema linfático.

De esa manera, cuando decides bañarte con sal marina,  reducimos el líquido atrapado alrededor de nuestros tobillos, muslos y rodillas. ¡Y esto es maravilloso!

Te alivia de afecciones  reumatológicas

Reduce increíblemente los dolores en las articulaciones, la sal marina es muy utilizada en centros de recuperación para tratar enfermedades como la artritis reumatoide o las lesiones deportivas ya que, al ser combinada con ejercicios y el cuidado de un terapeuta, ayuda a la mejoría de estos malestares estimulando la circulación sanguínea, lo cual disminuye el dolor.

Te relaja

Y esto es gracias al magnesio, el potasio y los bromuros contenidos en la sal del mar, que ayudan a calmar los dolores.

Definitivamente, tomar un baño con sal marina es una forma recomendada de  de relajar y calmar el estrés y los nervios. Igualmente, gracias a su contenido rico en potasio revitaliza nuestro cuerpo.

Excelente para pacientes ansiosos y con crisis nerviosas. Un bañito de sal marina y agua calientita antes de dormir, es la gloria.

 Sistema circulatorio ¡ready! 

Sin duda alguna, la sal marina mejora la circulación y con esto, se disminuye a presión arterial, lo que trae como consecuencia, no sufrir de esos odiados y molestosos calambres.

La buena circulación sanguínea también estimula el crecimiento del cabello, previene su caída y fortalece los folículos capilares.

Y sobre la piel… 

Si sufres de acné o dermatitis, es ideal que tomes un bañito con sal marina. ¿Sabes por qué?

Ella  sirve para tratamientos estéticos gracias a sus propiedades antienvejecimiento y antiarrugas dejando una piel suave, juvenil y saludable.

Ahora que ya sabes todo esto, ¿tienes alguna duda de empezar a bañarte con sal marina? Hazlo y coméntanos como te va.



Y NUESTRA PIEL DIJO: ¡BENDITO SEA EL PEPINO!

Comparte tu opinión