Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

¿Lo has hecho? ¿Te da curiosidad llevarlo a cabo? ¿Tienes miedo de solo pensar en hacerlo? En fin, hablar del sexo anal es tocar un tema para muchos desconocido; para otros, una locura sexual, y para otros más, algo de lo que casi no se habla.

Para entender el sexo anal hay que comprender que esta práctica consiste en introducir el pene en el ano y recto de la pareja con la que se está haciendo el coito.

Para las mujeres no es un secreto que la mayoría de los hombres aman este tipo de sexo. Seguramente, muchas de ustedes han oído la “dulce” petición de sus parejas para intentar convencerlas de tener sexo “por atrás”. Se preguntarán por qué les gusta tanto a ellos esta práctica. La razón es muy sencilla, el placer y poder que les genera tener a su pareja para penetrarla de esa manera es enorme. Digamos que para ellos es como sacarse la lotería, ya que llevar a su pareja por un terreno desconocido es como obtener el mejor trofeo. Además, sabemos que son grandes “admiradores” de los traseros, así que imagina lo que sienten al tenerlo totalmente para ellos en este tipo de sexo.

 

Cuando las mujeres decidimos que sí queremos llevar a cabo el sexo anal es una muestra de confianza total hacia tu pareja, ya que le permitirás penetrarte en esa zona tan íntima.

Existe la creencia de que aquellos que gustan del sexo anal tienen un lado perverso o es algo que sólo hacen los homosexuales, pero no es así, también hombres y mujeres heterosexuales gozan de este tipo de sexo.

Pues bien, si entre tu lista de cosas por hacer está el sexo anal tienes que saber que el ano es una zona llena de vasos sanguíneos que son extremadamente sensibles; tanto, que llegan a sangrar. Por eso, ten en cuenta ciertos cuidados para que tu práctica sexual no termine en la sala de urgencias de algún hospital.

Ya sea por curiosidad, porque lo deseas, porque se te antoja o simplemente porque ya decidiste tener sexo anal, toma en cuenta los siguientes puntos:

1. Para practicarlo debes de estar convencida completamente, para que cuando lo lleves a cabo estés relajada y no haya nada que te perturbe o estrese.

2. Independientemente de que hayas decidido tener sexo anal, siempre mantén la zona del ano muy limpia. Esta parte es muy delicada y puede llegar a infectarse muy fácilmente.

3. Una vez que estás lista para hacerlo, pide a tu pareja que estimule la zona. Es ideal antes de practicar sexo anal. No es muy buena idea hacerlo sin una previa estimulación; de hecho, utiliza algún lubricante, ya que hará que todo sea más fácil y excitante y, sobre todo, ayudará a que no sea doloroso y sea algo totalmente placentero. ¡Ojo chicas! Si de plano no es nada satisfactorio o sienten un dolor intenso, pide a tu pareja que pare y retire su pene con suavidad y cerciórate de que no tengas ninguna lesión.

4. Sabemos lo importante que es usar condón en nuestros encuentros sexuales, pero al practicar sexo anal, lo es aún más, esto se debe a lo delicado de la zona, ya que, como dije anteriormente, se pueden presentar lesiones y puedes adquirir alguna enfermedad sexual, así que por tu seguridad y salud, siempre de los siempre, usa condón.

5. Algunas parejas llevan a cabo el sexo anal con la ayuda de algunos juguetitos sexuales especiales para esta zona. Estos ayudan a que sea más fácil la penetración.

6. Al realizar la penetración por esta zona, dile a tu pareja que inicie de manera lenta y suave; si lo permites y te gusta, puede seguir haciéndolo con mayor intensidad, el ritmo lo irás decidiendo, ya sea rápido o despacio, con el que ambos sientan placer.

7. Siempre imaginamos que el sexo anal sólo se practica en la famosa posición de “perrito”, digamos que es la más cómoda y usual, pero las formas de cómo hacerlo las deciden ustedes; puede ser de lado, sentada en él dándole la espalda; en fin, la variedad de llevarlo a cabo será producto de su imaginación.

8. Como tip y recomendación, si terminaron de tener sexo anal, pero desean seguir haciéndolo de forma vaginal, cambien el condón; es lo ideal para no contraer infecciones.

9. Si sólo lo haces de forma anal y acabó su sesión, lo ideal es bañarse y lavar bien la zona del ano; háganlo juntos, que la pasión no termine en la cama. Darse un baño en pareja los hará tener una mejor conexión, además de tener una higiene correcta después de sus encuentros sexuales.

10. Para finalizar, siempre ten presente que todo lo que desees hacer en la cama debe ser de común acuerdo. Teniendo una comunicación abierta con tu pareja, el sexo lo disfrutarás más. También se vale decir no, explícale tus razones a tu pareja y juntos exploren nuevas técnicas para disfrutar su sexualidad plenamente.

¡Mucha suerte a todas!

Comparte tu opinión