Nadie veíamos venir la pandemia causada por el Coronavirus, este cambio de vida radical y sin aviso, ha afectado cada aspecto de nuestras vidas. Y la sexualidad no se ha escapado. 

Por eso, nos acercamos a Tamiko Hernández, educadora de la sexualidad y consejera en anticoncepción en DKT México, para que nos hablara un poco al respecto. 

Empecemos por lo básico: ¿cuál es la importancia de la sexualidad en una pareja y en una persona sin pareja?

La sexualidad es un aspecto inherente a las personas; está presente desde nuestro nacimiento, ya que nacemos con un cuerpo sexuado y se transforma a lo largo de nuestra vida con las experiencias que vamos teniendo o lo aprendemos de nuestros padres e incluso, la sociedad. La expresamos en nuestra identidad, en cómo vestimos, nos relacionamos, de lo que nos gusta o no. Para vivirla lo más plenamente posible es importante que vayamos tirando tabús y quitando prejuicios, y nos demos oportunidad de disfrutarla e incluso desgenitalizarla.

De manera individual es importante dedicarnos tiempo para disfrutar de nuestra sexualidad, escuchar nuestras necesidades, conocer nuestros propios ritmos y deseos ya que esto nos permite tener claro qué es lo que a mí me gusta. Si me estimulan más los aromas o los sabores, la literatura erótica o acariciar mi cuerpo después de un baño.

Cuando decidimos compartirla con alguien se conjuga lo que somos; nuestras expectativas, deseos, incluso el cómo pensamos que debe ser una pareja. Por ello es importante siempre dar oportunidad a la comunicación y a la confianza para fortalecer nuestra sexualidad al decir qué es lo que quisiera practicar, poner límites o a la hora de tener nuevas experiencias.

Quizá te interese también: Mitos de la sexualidad femenina

¿Cómo ha cambiado la sexualidad en esta época de pandemia?

Nuestra sexualidad se transforma al mismo tiempo que toda nuestra rutina, nuestros hábitos o incluso, la dinámica con las personas.

Algunas cifras no son favorecedoras. El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) estima que 869 mil 800 mexicanas dejarán de usar métodos anticonceptivos a consecuencia de la pandemia, ya sea por interrupción de suministros o servicios, lo cual a su vez conllevaría entre 325 mil a 15 millones embarazos no planeados. También los abusos sexuales también han aumentado en un 25.6% y debido al cierre de clínicas que permitían la interrupción legal del embarazo, miles de mujeres podrían practicarlo en situaciones inseguras.

Por ello es importante, por ejemplo, crear redes y instituciones que puedan apoyarnos.

En otro sentido, las personas también se están dando la oportunidad de disfrutar y experimentar a través de la discreción y el anonimato. Las tiendas de artículos eróticos y sexuales en México reportan hasta 280% de incremento en ventas en línea a partir de que hemos tenido que mantenernos en casa, siendo en su mayoría las mujeres que adquieren productos.

¿Cómo reactivar la vida sexual de manera segura, siendo realistas? En ambos casos. 

Es imprescindible mantener nuestras precauciones para nuestra salud y la de las personas a nuestro alrededor, finalmente hemos debido adaptarnos poco a poco a esta nueva dinámica de mantener distancia, protección, etc., y parte de ello también ha sido adaptar nuestra sexualidad que siempre ha seguido vigente.

Poco a poco a través de diversas estrategias los encuentros también habrá que innovarlos y ser ingeniosos para conocer gente, mantener encuentros eróticos y explotar nuestra imaginación erótica.

Rutina: ¿buena o mala para el sexo?

Depende de las necesidades de cada persona o incluso momento. En general mantener rutinas nos ayuda a tener estabilidad y “predecir el mundo”. Si nuestra vida cotidiana es abrumadora, continuar y disfrutar en el aspecto erótico de lo que ya sabemos que nos prende, puede ser reconfortante y al mismo tiempo ya sabemos que lo pasaremos bien. Si por ejemplo recibimos un mensaje de nuestra pareja prometiéndonos besos donde nos agrada, seguramente desde ese momento nos los imaginaremos con una sonrisa.

Por otra parte, explorar, innovar, darnos oportunidad de probar cosas nuevas nos permite ampliar ese repertorio de placeres; encontrar otros ritmos, disfrutar de nuevas texturas, estimulaciones, conocer juguetes, etc. Es lo que enriquece nuestro aprendizaje erótico.

¿Qué opciones darías tú, dada la época de pandemia que vivimos?

Los juguetes sexuales se están transformando en una opción para intensificar las experiencias durante la cuarentena, ya sea que estemos solas y querramos experimentar con ellos o quisiéramos agregarle elementos a nuestra relación de pareja.

La tecnología también resurge en importancia en éste tema, ya sea para poder comunicarnos con los otros o para compartir contenido erótico a través de diferentes aplicaciones, así como para echar mano de nuestra imaginación y descubrir nuevas opciones de disfrutar nuestra sexualidad.

Danos tres recomendaciones para que las mujeres KENA lean o escuchen: 

  • El Marqués de Sade es imperdible en estos temas, “Julieta” es un libro básico.
  • Anaïs Nin con su libro: “Delta de Venus”
  • El Podcast: Sexualidad en tu propia voz (podcasts) @sexprovoz

Redes y datos:

Whatsapp: 5560668942

Tienda Prudence: tienda.prudence.com.mx

instagram @ruta69dkt

Quizá quieras escuchar: El futuro del sexo, el episodio de mi podcast ¡Qué Lata!

Sigue leyendo:

¿Qué es la Ley Olimpia y por qué es importante que la conozcas antes de mandar una nude?

Comparte tu opinión